5 de abril de 2013 / 06:58 p.m.

Monterrey • Alrededor de 300 personas del municipio de Escobedo fueron perjudicadas hoy cuando se constituyeron hasta una delegación del Instituto de Control Vehicular, en la avenida Barragán, y esta no abrió sus puertas para atender al público.

Muchos de ellos habían llegado hasta esta delegación antes de las 7:00 con el fin de pagar el la tenencia y refrendo de sus vehículos, sin embargo, un funcionario pegó un aviso en el ingreso donde se señalaba que no habrá atención hasta nuevo aviso.“No hay sistema hasta nuevo aviso, favor pasar a otras delegaciones”, se lee en la inscripción.

Esta situación causó malestar entre los propietarios de vehículos que en su mayoría optaron por esperar a que en el transcurso de la jornada se habilitara el servicio.

Pedro Treviño contó que llegó antes de las 7:00 horas para ganar un espacio y ser uno de los primeros en realizar el pago del impuesto vehicular, pero que hasta este mediodía la delegación continuaba cerrada.

CON EL INFORMACIÓN DE IRAM OVIEDO