9 de mayo de 2013 / 11:24 a.m.

Santa Catarina • Un bebé de ocho meses murió presuntamente a causa de una broncoaspiración cuando se encontraba en una estancia infantil.

Fue cerca de las 22.00 horas del jueves cuando una mujer de nombre Dora Nelly Arámbula, de 45 años, llevó al menor a las instalaciones de la Cruz Roja de Santa Catrina porque al parecer no respiraba.

Luego de revisar al pequeño, los paramédicos de la benemérita institución determinaron que el bebé ya no presentaba signos vitales.

Él fue identificado como Miguel Ángel Mateo Torres, mientras sus padres son Gonzalo Mateo Francisco y Soledad Torres Martínez, ambos de 23 años de edad.

El cuerpo del pequeño Miguel Ángel fue trasladado por el Servicio Médico Forense hacia el anfiteatro del hospital Universitario para practicarle la autopsia de ley y determinar las causas reales de su deceso.

CON INFORMACIÓN DE ALBERTO VÁSQUEZ