21 de agosto de 2013 / 02:45 a.m.

Guerrero • Por falta de personal en el centro de Salud de San Juan Totolcintla, municipio de Mártir de Cuilapan, un recién nacido murió y dos adultos fueron canalizados graves a la ciudad de Chilpancingo.

Victorico Ríos Mundo, integrante del Consejo para el Autodesarrollo de los Pueblos del Alto Balsas, denunció que el fin de semana un recién nacido murió a consecuencia de un cuadro de fiebre.

El deceso se generó entre otras cosas, porque el centro de salud de la comunidad carece de médicos y enfermeras de tiempo completo, pese a que la localidad pertenece a Mártir de Cuilapan, municipio piloto en la Cruzada Nacional contra el Hambre.

"Tenemos fuertes problemas en materia de salud porque no hay atención, carecemos incluso de medicinas, si hay personal nos dicen que el medicamento lo tenemos que ir a surtir hasta Chilpancingo y solamente nos dan las recetas", aseguró Ríos Mundo.

Ese tipo de actitudes las encuentran cuando a las personas les va bien, sin embargo anotó: "Cuando nos va mal, no encontramos ni siquiera al médico y eso provocó que la semana pasada dos personas adultas tuvieran que irse muy delicadas hasta Chilpancingo, ya que en el pueblo no hubo médicos ni enfermeras que los atendieran".

Con la Cruzada Nacional contra el Hambre, dijo que se pintaron las paredes de las unidades médicas, se reforzaron las cercas y nada más, todavía se carece de personal y de medicamentos.

"Las dos personas rechazadas encontraron al médico, pero este les dijo que ya estaba fuera de horario y que no podía trabajar de más ya que no era ningún pasante", anotó.

El caso del bebé que falleció, se dio en un día en que el centro de salud estaba completamente cerrado.

De acuerdo al representante del Consejo de Autodesarrollo del Alto Balsas denunció que al menos en el aspecto del sector salud, lo que se ha incrementado con la Cruzada contra el Hambre es la simulación.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN