23 de mayo de 2013 / 12:26 a.m.

Forjador y maestro de varias generaciones de deportistas, José María “Chema” Torres, falleció el día de ayer por la mañana.

"Chema" Torres fue uno de los más grandes entrenadores y juez de disciplinas como atletismo, basquetbol, gimnasia, fútbol y voleibol en el Estado e incluso participó como juez de pista en los juegos Olímpicos de México ’68.

Entre sus destacados pupilos está Miguel Elizondo, récord nacional en los 100 metros planos en 1985 y olímpico en Seúl ’88.

Pero también fue formador de otros deportistas como Mauricio Perchez, quien obtuviera el primer lugar nacional de decatlón en 1987; Marcelo Torres, récord estatal de lanzamiento de disco en los 80’s y 90’s; Julio César García, dos veces campeón nacional en los años 60’s en la prueba de salto de altura; y Máximo Salas, basquetbolista.

Entusiasta entrenador, se le veía en los campos y pistas forjando talentos deportivos siempre con la esperanza de formar además buenos ciudadanos.

Querido en el ambiente del atletismo, pero del deporte de Nuevo León en general, el cuerpo de "Chema" Torres sería velado ayer por la familia. Descanse en paz el maestro José María "Chema" Elizondo.

Martha Cedillo