17 de septiembre de 2013 / 12:28 p.m.

Monterrey • Las lluvias derivadas del ciclón tropical "Ingrid", si bien no han sido tan intensas como se esperaba, han provocado diversos daños y situaciones de contingencia en Nuevo León, la suspensión de clases en todos los niveles educativos y hasta el momento han cobrado la vida de un menor de edad en Escobedo.

Máximo Guadalupe Cadena Moreno, de 9 años de edad, falleció ayer al caer a una zanja mientras caminaba en compañía de un amigo.

Los hechos se registraron en la colonia Villas de San Miguel. Personal de Protección Civil llegó al sitio, pero confirmó que el pequeño ya no presentaba signos vitales.

En el sitio donde ocurrió la tragedia se construye un nuevo fraccionamiento, en el cual se han excavado pozos para cimientos de casas y delimitación de calles, mismos que fueron tapados por el agua de las intensas lluvias. Según se informó, el niño perdió pisada en uno de ellos. Su amigo intentó ayudarlo, sin éxito, así que corrió a avisarle a sus padres, quienes a su vez llamaron a los cuerpos de rescate.

En el caso de la región citrícola y la zona sur de la entidad, en Linares, se reportó el aumento del cauce del río Pablillo debido a los escurrimientos de la parte alta de la sierra, lo cual provocó daños en alguna viviendas y obligó al cierre de algunos puentes y vados, situación que inició desde la tarde del sábado. Ayer, el alcalde Roque González, realizó un recorrido por varias colonias del municipio, donde alrededor de 50 familias fueron evacuadas y se reportó en Villa Seca el desplome de una casa a consecuencia de las fuertes corrientes del río.

Además de daños de consideración en algunos caminos, el munícipe informó del cierre de varios puentes en las comunidades de La Escondida, Villa Seca y Vista Hermosa. Por la noche fue cerrado el paso vehicular del puente Lázaro Dimas.

Otras veinte familias fueron evacuadas de la comunidad El Chamizal ante el riesgo de inundaciones.

Por la noche de ayer se previó el arribo a Linares de unos 100 elementos de Fuerza Civil y personal de Fuerzas Rurales de la Sedena, para apoyar en las evacuaciones.

En el municipio de Iturbide, el afluente Cuevas tiene a familias de 27 ejidos sin poder salir de sus comunidades a causa de la creciente del río. En Galeana, un arroyo se desbordó e inundo a viviendas de tres colonias. En los ejidos Joya de Agua Fría y Las Puentes, los puentes fueron derribados por la creciente de otro río. Mientras que en el sector de Potrero Prieto unas 12 rancherías están incomunicadas.

Hasta el momento, la carretera a dicho municipio sigue cerrada parcialmente y solo se permite el paso a vehículos ligeros. Según Protección Civil municipal, se han registrado algunos derrumbes.

Sin embargo, hasta ahora, la zona citrícola reporta saldo blanco en cuanto a pérdida de vidas humanas a consecuencia del fenómeno meteorológico.

En Montemorelos, desde la madrugada de ayer, Protección Civil reubicó a familias de las riberas del río Pilón, que fueron llevadas a albergues de la zona.

En Zaragoza y Aramberri, el río Blanco, que cruza ambas cabeceras municipales, está a su máxima capacidad.

En los municipios de Mier y Noriega y Doctor Arroyo, las autoridades reportan estar en alerta máxima ante cualquier contingencia.

Los albergues de Hualahuises, que son un centro social y el edificio del DIF cuentan hasta el momento con 30 familias. Mientras en Linares, en el gimnasio, habían llegado unas 120.

El estado de la carretera Nacional hasta anoche es complicado por los escurrimientos, que abarcan varios tramos de la carpeta asfáltica.

En Santa Catarina, las autoridades informaron que tras el cierre del Parque ecológico La Huasteca, se estiman unas 30 comunidades incomunicadas al interior de la Huasteca, informaron autoridades estatales.

Se prevé que en las próximas horas, con la intensificación de las lluvias, el número aumente a 100, situación que podría durar unas 48 horas, según Protección Civil.

Los tres vados que están dentro de La Huasteca se encuentran cerrados; dos de ellos ya no son visibles, pues el agua los rebasó. Se han habilitado dos albergues en Santa Catarina, en la Unidad Deportiva Adolfo López Mateos y en la colonia La Fama.

En los trabajos de prevención y rescate participan más de 10 mil elementos de los tres niveles, informó el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz.

Exceso de agua

En LInares aumentó el caudal del río Pablillo debido a los escurrimientos de agua de la parte alta de la sierra, lo que causó daños en viviendas y obligó al cierre de puentes y vados. Unas 70 familias fueron evacuadas.

En Santa Catarina, las autoridades hablaron de 30 comunidades incomunicadas, habitantes del interior de La Huasteca, cifra que podría aumentar a cien en las próximas horas. Dos de los tres vados de la zona están sumergidos bajo el agua.

Gira presidencial, pospuesta

El presidente de la República Enrique Peña Nieto canceló la visita que tenía programada para ayer martes a Pesquería, Nuevo León, donde inauguraría la planta de Ternium en compañía del gobernador Rodrigo Medina de la Cruz y directivos de la empresa, la cual se podría reprogramar en fecha próxima.

En rueda de prensa, Medina de la Cruz confirmó que la agenda presidencial del martes fue modificada para que el primer mandatario atienda en primera instancia la emergencia derivada del fenómeno meteorológico que golpea desde el domingo el estado de Guerrero y varias costas de Nayarit, Colima y Jalisco.

Por instrucciones del Presidente, ayer acudió a la entidad el secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida, quien junto con Medina de la Cruz trabajó en la coordinación de las acciones a seguir para enfrentar esta contingencia en Nuevo León.

REDACCIÓN