27 de diciembre de 2013 / 08:22 p.m.

Monterrey.- Al cruzar la avenida Colón acompañado de su hija, un hombre de 65 años de edad, murió destrozado al ser atropellado por un camión urbano, cuyo conductor dio vuelta sin precaución a pesar de que la víctima tenía a su favor el semáforo.

El percance donde murió Armando Ávalos Barrera, de 65 años de edad, ocurrió cerca de las 11:30 horas del viernes en el cruce de la mencionada arteria y Pino Suárez, en el primer cuadro de la ciudad.

Se estableció que el hoy occiso era acompañado de su hija de aproximadamente 30 años de edad, la cual le ayudaba a caminar, ya que el hoy occiso se apoyaba en un bastón.

De acuerdo a las investigaciones, trascendió que la víctima comenzó a cruzar de norte a sur la avenida Colón, ya que el semáforo estaba el color rojo.

Sin embargo, cuando caminaba hacía la banqueta, el conductor responsable de nombre Héctor Alejandro González Ibarra, dio vuelta a la derecha sin tomar las debidas precauciones.

Esto provocó que arrollara de frente al sexagenario, el cual quedó tirado y sin vida en medio de los carriles de la avenida Colón, boca arriba y a menos de un metro de su bastón de aluminio.

Los testigos aseguraron que a pesar de que el chofer escucho el golpe, no detuvo la unidad de transporte y frenó a unos siete metros del cuerpo.

El lamentable accidente se suscitó frente a personas que a esa hora de la mañana pasaban por el lugar y otras que esperaban abordar un camión urbano.

Hasta el sitio arribaron socorristas de las cruces verde y roja de Monterrey, así como elementos de Protección Civil de esta ciudad, quienes le prestaron los primeros auxilios a la víctima, pero éste ya se encontraba sin vida.

El reporte de los paramédicos refirió que Armando Ávalos, murió a causa de diversas fracturas en el cuerpo, principalmente en la cabeza.

Asimismo personal de servicios periciales de la Procuraduría de Justicia, acudieron al sitio del accidente e iniciaron las investigaciones, las cuales serán analizadas por el agente del Ministerio Público en asuntos viales adscrito a la secretaría de vialidad y tránsito de Monterrey.

Mientras que las pesquisas se llevaban a cabo en ese lugar, la vialidad se vio interrumpida por más de dos horas, ya que los camiones y autómoviles que pasaban por la avenida Colón, tuvieron que ser desviados hacía el sur por Pino Suárez y Madero hacía el oriente.

Luego de que las pesquisas fueron levantadas y se tomó la primera declaración del presunto homicida imprudencial, el cuerpo del sexagenario fue trasladado al anfiteatro del hospital Universitario.

Marcial Pasarón