1 de junio de 2013 / 02:47 p.m.

 

 Santa Catarina.- • Los dos hombres encontrados asesinados el jueves en distintos lugares de Santa Catarina, fueron identificados por sus familiares en el Servicio Médico Forense del Hospital Universitario.

Una de las víctimas era un joven de 18 años que presentaba heridas de bala, y el otro un sujeto que aparentemente fue degollado.

Informes de la Procuraduría de Justicia indicaron que uno de los occisos se llamaba Tomás Dávila Rodríguez, de 18 años, originario de Monterrey y con domicilio en la colonia Hacienda de Santa Catarina.

Una hermana de dicha persona se presentó en las instalaciones del SEMEFO para realizar los trámites de reclamación, indicando que Tomás era desempleado.

Dávila Rodríguez fue encontrado sin vida la mañana del jueves, alrededor de las 7:00 horas, en la orilla del arroyo El Obispo, en la colonia Residencial Cuauhtémoc.

El hallazgo lo hicieron habitantes de las calles Puerto Natales y Puerto Belgrano, quienes solicitaron la intervención de las autoridades policiacas.

Aunque la policía no localizó en el sitio algún casquillo, la víctima presentaba una herida de bala en la frente, además de que sus ejecutores dejaron un mensaje escrito en un cartelón.Los vecinos negaron haber escuchado detonaciones esa mañana o en la madrugada, por lo que nadie pudo aportar mayores datos para las indagatorias.

Por la tarde y en el mismo municipio se dio a conocer el hallazgo de un hombre sin vida en un terreno baldío ubicado junto a una zona industrial por la carretera a García.

El cuerpo, localizado alrededor de las 14:30 horas junto a la calle José Eleuterio González, tenía las manos atadas por la espalda y presentaba ya un avanzado estado de descomposición.

Este viernes el occiso fue identificado, aunque a los familiares les faltaron algunos documentos para llevar a cabo la reclamación definitiva.

Trascendió que esta persona al parecer se llamaba Luis Gerardo Cantú Astorga, de aproximadamente 33 años y cuyo domicilio no fue revelado.

La causa de muerte de este sujeto fue un shock hipovolémico secundario a herida de arma punzocortante en cuello, según la autopsia que se le practicó en el Servicio Médico Forense.

Cantú Astorga fue reconocido por sus familiares por medio de los tatuajes que tenía en el brazo derecho y en el pecho. Para un adecuado proceso de identificación los peritos tomaron muestras de ADN.

 — AGUSTÍN MARTÍNEZ