26 de abril de 2013 / 07:26 p.m.

Monterrey • Con la ola de violencia que se ha vivido en Monterrey en los últimos años, muchos niños han sufrido daños psicológicos porque han visto violentado sus derechos humanos y sin embargo no existe la capacidad para atenderlos de manera que sus traumas se curen y no los afecten en su vida adulta.

Dicha problemática se analizará este día en el Encuentro Nacional de Atención a Niños y Niñas Víctimas de Violaciones a los Derechos Humanos.

Durante el evento, Consuelo Morales, directora de Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos (Cadhac), señaló que hay historias muy dramáticas de familias que han visto morir a sus seres queridos o fueron testigos de cómo los secuestraron y ya nunca más regresaron, todo esto por parte de la delincuencia organizada; lo cual deja una huella psicológica perjudicial.

Consuelo Morales citó el caso de un niño de 4 años que iba con su padre por la colonia Independencia y quien vio cuando lo “levantaron”, sólo porque fue testigo de un crimen.

Puntualizó que muchos casos como estos no son atendidos, los cuales repercuten en la vida de los menores.

FRANCISCO ZÚÑIGA