20 de julio de 2013 / 08:26 p.m.

Monterrey • La Policía Municipal de Monterrey cometió un error con el diputado Érick Godar Ureña Frausto y debe asumir las consecuencias de éste, condenó la bancada priista del Congreso local.

El caso de las lesiones que presuntamente le realizaron los uniformados al legislador independiente al ser detenido el jueves, es una muestra de la falta de capacitación de la corporación regia para tratar los derechos humanos, como lo establece la ley, y por eso debe existir una sanción, afirmó Francisco Cienfuegos, presidente de la Comisión de Justicia y Seguridad Pública.

"La Policía de Monterrey no tiene capacidad para poder estar cumpliendo la ley cabalmente y ésa es un área de oportunidad grandísima en la que están los ciudadanos expuestos a las arbitrariedades que están cometiendo los elementos de la Policía Regia.

"Tienen que tener ellos una capacitación puntual del uso de la fuerza pública y nos pudimos dar cuenta de esta manera, con un abuso que le cometen a una persona, que no tienen esta capacitación con la implementación que le cometen en el actuar que deben de tener los elementos".

Según las últimas reformas a la Ley Estatal de Seguridad Pública, el uso de la fuerza de las instituciones policiacas estatales y municipales está regulado, por lo que la corporación deberá responder por los supuestos abusos.

"Si en este caso fue un elemento de la Policía, tiene que haber una sanción, así como hay sanciones en otros ramos".

Las sanciones, puntualizó Cienfuegos, las determinará la Comisión Estatal de Derechos Humanos, donde Godar interpuso una denuncia.

Por separado, el legislador tricolor Carlos Barona manifestó el apoyo a su homólogo independiente, y pidió que se atienda la disculpa pública de las autoridades municipales por las presuntas agresiones.

"No se vale que hagan eso con él ni con ningún ciudadano", dijo.

ESTADO SE DESLINDA

Luego de la retención del diputado local independiente, Érick Godar Ureña Frausto, el Gobierno del Estado prefirió no opinar al respecto al señalar que el caso nunca llegó al Ministerio Público, y quien debe dar alguna declaración es la autoridad municipal.

Jorge Domene Zambrano, jefe de la Oficina de la Gubernatura, señaló que hubo desistimiento de la parte aparentemente afectada.

"Supimos de este evento, lo que podemos decir es que hubo un desistimiento de la parte aparentemente afectada, este proceso nunca llegó a manos del Ministerio Público, se mantuvo, quiero yo pensar, en el ámbito de un juez auxiliar, y finalmente eso es lo que sabemos.

"Yo quisiera que esto se ventilara con las autoridades en su momento oficiales que estuvieron interviniendo en la retención el día de ayer de esta persona, pero no pudiéramos emitir en este momento un juicio de qué fue lo que pasó porque no tenemos información oficial", expresó.

NADIA VENEGAS Y MARILÚ OVIEDO