8 de noviembre de 2013 / 03:16 a.m.

 

Monterrey.- Al presentarse las lluvias, la visibilidad para los automovilistas se complica, siendo uno de los principales factores para que se ocasionen accidentes, pero también la falta de delimitación de los carriles y líneas divisorias es un elemento importante para los percances.

En un recorrido realizado por las principales arterias de Monterrey, se pudo constatar que en la gran mayoría de ellas no existen líneas divisorias de carriles, de espacio peatonal o las que se encuentran pintadas son muy nítidas y no pueden ser observadas por los automovilistas con claridad. La calle Cuauhtémoc es un claro ejemplo de esta situación, pues en la gran mayoría de sus cruces las rayas de delimitación no son claras o no existen.

Avanzando por la circulación de sur a norte, sobre Colón, la situación empeora pues no existen líneas de separación de carriles ni de paso peatonal, sumando la falta de luz mercurial en gran parte de esta.

La avenida Venustiano Carranza sufre esta misma problemática e inclusive algunos vehículos no respetan en donde deberían de encontrarse estas franjas de precaución.

Constitución no se queda atrás, pues en algunos puntos sí cuenta con las líneas divisorias, pero en otro éste se confunde pues tienen diferentes direcciones; pero en otros puntos no se tienen las divisiones.

Denisse Mesta