13 de agosto de 2013 / 11:21 a.m.

Monterrey • La difusión a detalle entre la ciudadanía de la reciente legislación estatal que tipifica como delito el robo de identidad, el procedimiento adecuado para llevar este tipo de casos a fin de que la información incentive la cultura de la denuncia, e incluso, la posibilidad de que el Buró de Crédito sea convertido en una paraestatal, son algunas propuestas de legisladores estatales y federales que abonarían al combate contra este ilícito.

Debido a que se trata de un delito con apenas dos meses de existencia, el presidente de la Comisión de Justicia y Seguridad en el Congreso del Estado, Francisco Cienfuegos, atribuyó las escasas denuncias sobre suplantación de identidad a la falta de difusión.

Apenas el pasado 26 de julio, la figura de robo de identidad entró en vigor en Nuevo León. Según el artículo 444 del Código Penal, se sanciona con entre 3 y 8 años de prisión y multas que van de los 65 a los 130 mil pesos aproximadamente.

"A partir de hace aproximadamente dos meses, la ciudadanía cuenta con una tipificación exclusiva para este tipo de delitos, dentro de la legislación penal, y es importante su difusión, para que la gente se anime más a denunciar", señaló el diputado del PRI.

Al respecto, el legislador local panista Braulio Martínez, promotor de la iniciativa contra este delito, señaló que hay confusión entre las víctimas de suplantación de identidad, pues por falta de información sobre qué hacer, la mayoría acude a la Profeco y a la Condusef.

"Como éste es un delito que tiene reciente creación, la gente no tiene como ubicar ante quién acudir, yo le digo a la gente, no es a la Profeco ni es a la Condusef, sino que ya tiene que ir ante el Ministerio Público para que presente una denuncia de hechos y se dé seguimiento y se castigue", señaló el legislador.

Cienfuegos Martínez explicó además que anteriormente el robo de identidad se incluía dentro del delito de fraude, por lo que tal vez por confusión, algunos abogados y jueces no estén informando a los afectados sobre la separación de estos delitos.

"A sus propios clientes, la misma autoridad, cuando alguien llegue a denunciar un delito que ya no sea precisamente fraude sino suplantación, decirle a quien está levantando la denuncia, que ya no sería por fraude, mucha gente lo desconoce, pero ya tenemos esta herramienta", agregó.

MILENIO Monterrey publicó este lunes que no existe una estadística oficial en Nuevo León de cuántas personas son víctimas de robo de identidad.

PROPUESTA PARA UN MEJOR SERVICIO FINANCIERO

El Buró de Crédito, que concentra los historiales crediticios de personas económicamente activas, constituye un factor relevante en los casos de suplantación de identidad, pues muchas veces, este delito puede afectar el expediente de un buen pagador que a veces sin saberlo, puede ser víctima del uso indebido de sus datos por terceros para solicitar créditos o financiamientos a su nombre.

Dado que actualmente el Buró de Crédito es un organismo privado, se contempla convertirlo en un ente paraestatal, descentralizado y regulado por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), propuesta que forma parte de la iniciativa de reforma financiera, actualmente bajo análisis en la Cámara de Diputados, informó Víctor Fuentes Solís, diputado federal por el PAN.

Explicó que el objetivo de convertir a este organismo en un ente gubernamental es mejorar la experiencia del usuario de servicios financieros.

"Es un tema que se hizo de buena fe en su momento (el Buró de Crédito), pero que se ha abusado de él; no es rara la compañía de servicios que lo usa como un método de coacción o de presión para el usuario, en aras de que si no pagan una cuota infundada han notificado al Buró de Crédito. Tenemos que trabajar para que no suceda", indicó.

Al pertenecer al sector privado, dijo el vocero, una vez que un usuario entra al "buró", queda en un estado de indefensión, al no tener un derecho de audiencia, donde se escuchen los motivos que causaron la falta de pago a sus compromisos financieros. La reforma pretende erradicar esto de raíz.

Además, el organismo se encargaría de regular a toda institución que ofrezca un servicio financiero, así como el flujo de información de los bancos hacia éste, pues acopia mucha información bancaria y crediticia.

DANIEL ANGUIANO Y REYNALDO OCHOA