17 de junio de 2013 / 12:21 a.m.

Monterrey.- • Para el presidente de Vertebra, Ángel Quintanilla, la falta de información por parte de las autoridades en materia de seguridad ha provocado que la población perciba una mejora y vuelva a las calles.

Sin embargo, lo primordial es que las autoridades de los tres niveles de gobierno no oculten la realidad de los hechos y apliquen la ley, señaló.

Si bien consideró que la omisión de información es una medida que ayuda a que la gente tome nuevamente los espacios públicos, espera que los índices delictivos vayan a la baja considerablemente.

“La consecuencia es buena, porque ahora salimos todos a la calle creyendo que ya no está pasando nada, al final de cuentas recuperar espacios públicos siempre será bueno, que la gente no tenga miedo, lo que debemos hacer es que no ocurra que cuando nos den datos como en los primeros cinco meses del gobierno del nuevo presidente ya íbamos con más muertos ejecutados que los cinco del anterior, como que nos van dando ‘fíjense que las cosas siguen igual, pero ustedes no se asusten’, ojalá apliquen la ley de tal suerte que ya no haya criminales y no que nos oculten información”, señaló.

El activista social atribuyó la falta de información al cambio de administración federal, pues, anteriormente, el estilo era exhibir datos de la criminalidad, mientras que ahora solo se obtienen en los medios de comunicación.

“Nosotros como sociedad cada vez nos asusta más que de la noche a la mañana desaparezcan los índices de criminalidad que teníamos hace unos cuantos meses, lo que nos da la impresión que lo que está ocurriendo es que ya no lo informan o a lo mejor ya los desaparecieron a todos los criminales, pero nada pasa en este país”, mencionó.

Las acciones por parte de las autoridades locales, como la depuración de corporaciones policiacas o la infraestructura van a paso lento, por lo que urgió a las autoridades a trabajar al respecto.

De acuerdo a los resultados del Pulso Metropolitano de Seguridad más reciente, en el área metropolitana de Monterrey indican una mejora en la percepción ciudadana de seguridad, atribuible a la disminución de delitos de alto impacto.

SANDRA GONZÁLEZ CORTÉS