2 de abril de 2013 / 01:57 p.m.

Monterrey • La sequía que azota a la región noreste del país, y que también ha perjudicado a la zona sur de Nuevo León ya afectó la producción citrícola y su impacto repercutirá hasta el año siguiente, aseguró Guillermo García Dessomes, representante de productores de naranja.

Señaló que en este momento no es posible cuantificar el efecto que tendrá la larga temporada de estiaje que se vive en Nuevo León desde hace varios meses, debido a que la época de recolección de naranja empieza en el mes de octubre; sin embargo, explicó que en los periodos secos similares al actual el daño ha sido entre 40 y 50 por ciento en la reducción de la producción de naranja.

Y aunque el año pasado las lluvias estuvieron por debajo del promedio debido al fenómeno de la sequía, para la temporada 2012-2013 de producción de naranja no se detectó una gran variación en la cosecha, según García Dessomes.

DANIEL ANGUIANO