.- FRANCISCO ZÚÑIGA ESQUIVEL
29 de agosto de 2013 / 12:53 p.m.

El Carmen.- • Un buen número de niños se quedaron sin clases en la colonia El Jaral, en el municipio El Carmen, porque aunque hay escuelas, no hay maestros.

Tanto en la primaria Rubén Villarreal Villarreal, como en el jardín de Niños José Bernardino de Sena Cantú, ambos del turno vespertino, la carencia de profesores provocó que al menos laprimera semana no hubiera clases.

El problema comenzó en el primer día de clases, tanto en el nivel primaria como en el kínder, que se encuentran ubicados en la misma calle, uno al lado del otro, en la colonia El Jaral, un sector de reciente creación.

En la escuela sólo tenían maestros para primero, segundo y tercer grado, en tanto que los niños de cuarto, quinto y sexto no tenían quien les impartiera cátedra.

En el jardín de niños el problema fue mayor, pues no había –ni hay todavía- quien imparta clases a los pequeños en el turno vespertino.

“Los niños están en lista de espera, porque no hay lugar en la mañana. La directora sólo aceptó a tres niños, y los demás deben esperar a que asignen maestra en la tarde. No hay ni intendente, ni nadie más para ese turno”, explicó Mayra Solís, madre de familia, cuya niña no alcanzó cupo.

En la escuela primaria el problema es similar, Rosa María Zúñiga, quien tiene a su niña en segundo grado, explica que en la primera semana no había maestros para los grados superiores. “Ya la semana pasada mandaron uno para cuarto, y ayer vino una maestra que venía como directora y se puso a dar clases, porque el maestro que mandaron para quinto, renunció”.

El problema se agravó porque un profesor que llegó para atender el quinto grado, no soportó el estrés que le provocaban los niños y optó por renunciar. Sin embargo, ya fue reemplazado, y sólo falta un maestro para sexto grado.

“Esta escuela sólo tenía contemplado por parte de la Secretaría de Educación que tuviera los primeros grados, porque es una zona habitacional en desarrollo, pero tuvo una expansión muy importante y se llenó la escuela”, explicó el maestro Juan Antonio Palomo Acevedo, encargado de la dirección de la escuela.

De hecho, los profesores para cuarto y quinto grado fueron asignados en la misma semana, y esperan que el maestro para sexto, llegue antes de que termine esta semana.

Donde no hay esperanzas, dice Mayra Solís, es en el Jardín de Niños. Hay un buen número de pequeños cuyas mamás esperan a que llegue una maestra para el turno vespertino, pues definitivamente no alcanzan lugar en la mañana.

Pero las puertas del plantel ni siquiera han abierto, y temen que los niños pierdan este año escolar, “y no es justo, porque es por la negligencia de la autoridad”.