26 de agosto de 2013 / 10:38 p.m.

Ciudad de México • El descarrilamiento del tren conocido como "La Bestia", en el que murieron seis personas, es resultado de la falta de mantenimiento, aseguró el padre Alejandro Solalinde, coordinador del albergue Hermanos en el Camino, en Oaxaca.

"Saben que en tiempo de lluvia esto sucede con frecuencia", dijo Solalinde sobre la empresa Ferrocarriles del Istmo.

Además, el padre aseguró que habitantes de la zona donde la madrugada del sábado el tren se descarriló le contaron que hubo un robo de piezas de las vías por las que pasa el tren, como clavos y placas que sirven para la cohesión de los rieles y la buena circulación de los vagones.

"No sabemos si los quitaron simplemente para venderlos como fierro viejo, y si es así debe de penalizarse a las personas que lo hicieron porque son instalaciones federales. Si los quitaron con otra intención la PGR y la PGJ deben investigarlo", consideró Solalinde.

Solalinde contó que desde ayer recibe llamadas desde Honduras -de familiares de migrantes que salieron hace días o semanas rumbo a Estados Unidos- y buscan información sobre sus familiares y el descarrilamiento del tren.

Para evitar que los migrantes sigan padeciendo de las inclemencias de ‘La Bestia’, el padre Solalinde llamó a las autoridades a aprobar un permiso de tránsito de hasta 180 días con el cual se permita a los migrantes transitar por México para llegar a Estados Unidos cómo ellos quieran.

"Para que pudieran pasar por territorio mexicano legalmente, pero también por dónde ellos quisieran. Irse en camión, irse en avión y ya no obligarlos a usar rutas clandestinas o las que no son para ellos como esta de carga, donde son presa de todo: extorsión, secuestro y descarrilamientos que les han costado la muerte".

El responsable del albergue para migrantes Hermanos en el Camino demandó la acción del Estado para cuidar a los migrantes, sin importar si tienen o no papeles para estar en México.

"La situación migratoria es muy aparte de la responsabilidad ineludible que tiene el Estado Mexicano fijada en la Constitución y en la Ley migratoria de cuidar la integridad física de las personas que están en territorio nacional", expuso el padre Solalinde.

ALEJANDRO DOMÍNGUEZ