19 de febrero de 2013 / 02:15 p.m.

Lucy Ocañas, mamá de la estudiante inocente que murió en la plaza comercial Morelos, indicó que mucha gente no quiere saber lo que pasa en la realidad con tal de sentir seguridad, aunque esta sea falsa.

Monterrey.- • Pese al incremento de marchas ciudadanas ante la falta de resultados de la autoridad en temas como inseguridad, Lucy Ocañas, madre de una víctima inocente, señaló que falta que la mayoría de la población abra los ojos y haga valer su voz exigiendo a la autoridad, pues con el silencio de las masas será más lento el recuperar los espacios públicos.

La madre de la joven que murió hace casi tres años en la plaza comercial Morelos, mencionó que mucha gente no quiere saber lo que pasa en realidad con tal de sentir una seguridad, aunque esta sea falsa, pero el ignorar los hechos delictivos no hará que se reduzca la criminalidad, por lo que simplemente cerrar los ojos no mejorará la situación.

“"Yo creo que debemos exigir a las autoridades que pongan un fin a esta situación y esta violencia. Ellos deben tener la capacidad para poder realizar actividades o acciones para que estas personas que están generando la violencia, para poder detenerlas; y creo que los ciudadanos debemos expresarnos, porque ese bloqueo mental no nos deja expresarnos, preferimos evitar escuchar situaciones de violencia, mucha gente prefiere evitar escucharlo, no quiere saber más de eso y nos da cierto tipo de conformismo, adaptarnos como si realmente no pasara nada y eso no es cierto"”, afirmó.

Ocañas destacó que al momento en que estos hechos ocurren, la vida no es igual, pues pese a que han acudido a terapia psicológica, las secuelas persisten aunque transcurran años, por lo que lo mejor es alzar la voz para que la autoridad haga su trabajo y se eviten tragedias como la de la joven Lucy, a quien cortaron la vida.

Lucy Ocañas menciona que para ello, la población debe confiar en la autoridad, pero ésta también debe ganarse la confianza. Aunque este hecho vaya dándose de forma paulatina, la madre de familia destaca que debe la autoridad poner esta primera piedra, pues los hechos no se han detenido, y persiste la violencia en la entidad, pues para muestra se encuentran muertes como la del estudiante de FIME, Javier González, o los integrantes del grupo musical Kombo Kolombia.

“"Yo creo que va ser una labor muy ardua de la autoridad para recobrar la confianza de los ciudadanos para con ellos, tienen una labor muy difícil para recobrar esa confianza de los ciudadanos hacia ellos. No es fácil es algo gradual, pero tienen que empezar por la primera piedra"”, aseguró.

ISRAEL SANTACRUZ