FRANCISCO ZÚÑIGA ESQUIVEL
27 de enero de 2013 / 01:55 a.m.

 

Monterrey  • Los hospitales y clínicas que brindan servicio médico a los burócratas están negando la atención porque los municipios no han pagado sus deudas con ellos, denunció el dirigente de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado y Municipios, Rafael Reyes Montemayor.

La situación es grave, y es el principal motivo de preocupación para los trabajadores de todos los municipios.

Además, dijo, en las Clínicas Municipales tienen problemas de abasto de medicamentos, malacalidad en el servicio médico o de infraestructura, y eso va a terminar por afectar el desempeño de los trabajadores, denunció Reyes Montemayor.

Incluso el municipio de San Pedro, donde él dirige el sindicato, tiene deficiencias.

“En la clínica estamos batallando un poquito, por el abasto, por el medicamento, que es un poquito… pues de mala calidad, la verdad, pero ya estamos presentando un proyecto, va a haber una comisión técnica por parte del sindicato y de la administración para estar al pendiente en la administración y la compra”.

Pero en realidad, se puede considerar que en ese municipio están bien, porque en todos los demás, la situación sí que es mala.

Recalcó que no es sólo un municipio donde la atención médica para los trabajadores debe mejorarse.

Hizo un llamado a los alcaldes para buscar una solución pronta, y sobre todo, a pagar a los hospitales donde se recibe a los burócratas para atención médica de segundo y tercer nivel.

“Hay problemas en muchos municipios, hay problemas con el servicio médico, la atención a servicios médicos, donde no hay medicamento. Los hospitales, las clínicas, están negando el servicio porque no les están pagando”, enfatizó.

Es importante resolverlos, porque un trabajador no puede hacer bien su trabajo si está preocupado porque su familia no tiene la seguridad social adecuada en caso de una emergencia o una enfermedad.

“Es la principal preocupación de la Federación, y en lo personal, porque ahí radica la salud, el bienestar de la familia y es donde podemos desarrollarnos y mejorar el servicio que prestamos a la comunidad, porque sí estamos pendientes de que a lo mejor no nos están atendiendo a nuestra esposa o a nuestro hijo, pues vamos a tener problemas”.

Por otra parte, el líder de los burócratas municipales en la entidad, aseguró que hasta el momento, los recortes de personal por el plan de austeridad de los municipios no ha afectado la plantilla de los trabajadores sindicalizados.

En los próximos días, van a presentar las peticiones de los contratos colectivos de trabajo, pero con la conciencia de que los municipios no tienen suficientes recursos.

Aún así, calculó que podrán obtener entre el siete y ocho por ciento de incremento, aunque una parte sería en prestaciones.