18 de junio de 2013 / 09:42 p.m.

Acapulco • La falta de elementos de seguridad pública en municipios del estado es el talón de Aquiles que provocó un incremento en los niveles de inseguridad en la entidad, admitió el gobernador de Guerrero Ángel Aguirre Rivero.

En una entrevista, luego de anunciar la construcción de un rastro tipo TIF en el poblado de El Salto, en Acapulco, dijo que buscarían contratar nuevo personal policial para enviarlos a las zonas más conflictivas del estado.

"Vamos a publicar la convocatoria nuevamente para reclutar un mayor número de elementos de la Policía (Estatal Preventiva) ese es en gran medida el talón de Aquiles que venimos padeciendo2.

"No tenemos en la Policía del Estado los suficiente efectivos, elementos que cubran las necesidades en materia de seguridad, sobre todo en diversos municipios donde el problema de la inseguridad se ha agudizado como es el caso de la zona Norte", explicó el mandatario.

Aguirre Rivero también se refirió al tema de las policías ciudadanas, agrupadas en la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), donde apremió la necesidad de que estas agrupaciones se encuentren reguladas dentro de la normatividad que establécela ley.

"La UPOEG necesita estar ya en el marco de la ley, es un proyecto que venimos trabajando de manera conjunta", dijo brevemente el mandatario estatal.

Lo anterior luego de que la Coparmex demandara la intervención de la Policía Ciudadana, agrupadas en la UPOEG, ante los hechos de violencia e inseguridad que se han venido presentado en las últimas semanas en la capital del estado.

JAVIER TRUJILLO