18 de mayo de 2013 / 04:29 p.m.

Con viento a favor desde que rompió una larga sequía de títulos hace poco más de un mes, Cruz Azul encontró su mejor juego en la recta final y la liguilla del torneo Clausura y luce con buenas posibilidades de conquistar su primer campeonato de liga desde 1997.

La "Máquina", que no levantaba un trofeo desde hace más de 15 años hasta imponerse al Atlante para llevarse la Copa MX en abril, ha ganado siete de sus últimos ocho partidos y tiene una ventaja de 3-0 ante Santos en las semifinales del Clausura.

El partido de vuelta es el domingo en el Estadio Azul, donde buscará el boleto a su primera final desde el Apertura de 2009. Cruz Azul ganó su octavo y último título al derrotar al León en 1997.

"Estamos teniendo suerte, pero también estamos trabajando y no hay quitarle el mérito a este equipo porque estamos tomando muy serio todo", dijo el volante argentino Christian Giménez.

Luego de una racha de seis partidos sin ganar, Cruz Azul enderezó el paso a partir de la 13ra fecha y sólo Morelia, en el partido de vuelta de los cuartos de final, ha sido capaz de vencerlos.

"Todavía falta todavía mucho para ser campeón, falta un partido que va a ser sumamente importante. Tenemos un resultado a favor, todo depende de cómo lo manejemos", agregó Giménez.

Para quedar eliminado, Cruz Azul tendría que perder por 4-0 con Santos.

"Lo peor que podríamos hacer es confiarnos", dijo el portero Jesús Corona. "Santos es un equipo muy difícil y tenemos que mantener la concentración por otros 90 minutos".

Si no ocurre una sorpresa mayúscula, Cruz Azul estaría jugando su novena final por un campeonato desde el torneo Invierno 97. Su única victoria en ese lapso fue en la final de la Copa MX el mes pasado.

Cruz Azul perdió las finales del Invierno 99 (Pachuca), del Clausura 2008 (Santos), Apertura 2008 (Toluca) y Apertura 2009 (Monterrey), además de sufrir un par de derrotas en la serie de campeonato de la Liga de Campeones de CONCACAF en 2008-09 (Atlante) y 2009-10 (Pachuca), y también cayó en una final de la Copa Libertadores en 2001 (Boca Juniors).

"La única forma de borrar esos fantasmas es con resultados, de otra forma no se puede", agregó Giménez. "Cuando tienes malas experiencias siempre existirán los fantasmas, pero se van borrando".

AP