RUBÉN MOSSO Y JONATHAN PARDIÑAS
13 de junio de 2013 / 02:42 p.m.

México• El gobierno de Estados Unidos reforzó su ofensiva contra el capo Rafael Caro Quintero, preso desde 1985, pues ahora acusó a su esposa, nuera e hijos de lavar dinero de Juan José Esparragoza Moreno, El Azul, este último uno de los líderes del cártel de Sinaloa.

La Oficina de Control y Bienes del Departamento del Tesoro de EU designó a la familia de Caro Quintero como propietarios de varias empresas en México que sirven como pantalla para lavar el dinero de narcotráfico.

En total, son 18 individuos y 15 empresas de Jalisco vinculadas con el narcotraficante.

Una de estas empresas es el restaurante Barbaresco, con razón social Bar Los Andariegos SA de CV, de Michel Abid Madero, quien aparece en la lista como socio del capo y su negocio es promocionado en la página web de turismo del municipio de Guadalajara.

El sitio recomienda el restaurante como una de las primeras opciones para consumir comida internacional.

Otro de los establecimientos relacionados con Caro Quintero es el spa Hacienda Las Limas, en el municipio de Amacueca, localizado en el kilómetro 49 de la carretera libre Guadalajara -Ciudad Guzmán.

La hacienda también es recomendada a través de internet, pero por el gobierno del estado, que la coloca como segunda opción para hospedarse en hoteles con esas características.

Hace unos meses, la DEA reactivó su ficha para dar aviso que Caro Quintero es requerido por Estados Unidos por el asesinato Enrique Camarena Salazar, víctima que pertenecía a la agencia antidrogas.

El capo está próximo a recuperar a su libertad, tras cumplir la mayor parte de la sentencia de 40 años que le fue impuesta por el mencionado asesinato cometido en 1985, además de otros delitos.

Caro Quintero es requerido por el Distrito Central de California por cargos penales relacionados con el secuestro y asesinato, así como tráfico de drogas.

“Caro Quintero continúa su alianza con la organización de Esparragoza Moreno y sus jugadores clave, como la anteriormente designada Juvencio Ignacio González Parada”, mencionó la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC).

Adam Szubin, director de la dependencia, confirmó que Rafael Caro ha utilizado a integrantes de su familia para invertir su fortuna en empresas aparentemente legítimas y proyectos inmobiliarios en la ciudad de Guadalajara.

Sus hijos Héctor Rafael, Roxana Elizabeth, Henoch Emilio y Mario Yibran Caro Elenes, así como su esposa, María Elizabeth Elenes Lerma, y su nuera, Denisse Buenrostro Villa, fueron designados como lavadores.

Dichas personas, según los estadunidenses, tienen relación con las siguientes empresas: ECA Energéticos, El Baño de María, Pronto Shoes y el spa Hacienda Las Limas.