6 de julio de 2013 / 05:52 p.m.

Monterrey • La peor pesadilla de doña Elizabeth Reyna, que era perder la casa donde vive desde hace 20 años, se hizo realidad.

Y es que luego de que la empresa donde trabajaba su esposo incumplió con los pagos a Infonavit, el organismo encargado de defender a los ciudadanos traspasó la propiedad a una inmobiliaria.

El trámite se realizó durante la gestión de la anterior delegada de Infonavit, ante quien buscaron que intercediera, sin embargo, la respuesta fue nula, y cuando el nuevo delegado buscó intervenir, fue muy tarde, pues la inmobiliaria ya había girado la orden de desalojo.

La casa iba ser terminada de pagar en un año, y la duda hasta el momento es si el esfuerzo de 19 largos años, será tomado en cuenta por Infonavit, o comenzarán de cero a pagar un nuevo crédito.

En dicho domicilio habitaba la mujer y dos de sus hijos, además de sus nietos, quienes podrían quedarse sin un hogar.

ISRAEL SANTACRUZ