16 de marzo de 2013 / 03:28 a.m.

Enrique Esqueda Rodríguez falleció mientras trabajaba en una canastilla reparando una luminaria y ser impactado por el conductor de un automóvil, quien presuntamente manejaba en estado de ebriedad, quedando desabrigados su esposa y sus tres hijos de 16, 14 y 4 años.

 

Monterrey.- • El accidente que ocasionó un conductor presuntamente alcoholizado en la Carretera Nacional, dejó en el desamparo a una humilde familia de la colonia La Alianza, en Monterrey.

Enrique Esqueda Rodríguez, de 43 años de edad, representaba el único sustento para su esposa Araceli Rosales Sánchez, y sus tres hijos de 16, 14 y 4 años.

Ellos lo vieron partir la noche del jueves, como siempre, animado y alegre, para realizar su trabajo como ayudante de electricista en la Secretaría de Servicios Públicos de Monterrey.

"Nosotros somos bien juguetones y el ultimo recuerdo es que me estiró el pelo, donde andábamos jugando, y él me echó bendición igual y yo a él", dijo Rosales Sánchez.

Ella recibió la noticia del accidente como a las 8:00 de la mañana del viernes, unas seis horas después de que su esposo muriera.

Se disponía a salir de la clínica Municipal, a donde había llevado a consultar a su hija de 4 años, cuando la abordaron dos representantes del Ayuntamiento.

"Les digo: bueno, ¿dónde está y cómo está?, y me dicen: no, no. Y yo les dije: no me le den tantas vueltas, y me dicen: él falleció", explicó el ama de casa.

En su humilde vivienda de la colonia La Alianza, Araceli esperaba que le llevaran el féretro con los restos de su marido, para velarlo allí mismo.

En forma breve lo describió como un buen hombre, cuya preocupación principal era sacar adelante a sus hijos e inculcarles el gusto por el estudio, "para que fueran alguien en la vida".

"Así como trabajaba, a su casa y de su casa a su trabajo. Lo que él ganaba era para su familia. Su familia era la prioridad en todo", recalcó.

El hogar de esta familia ahora luce triste. La mirada de Araceli se pierde en el cielo, al tiempo que pregunta si su marido alguna vez tendrá justicia.

"Es algo irremediable, no me lo van a regresar. No me lo van a regresar pero, ¿y esa persona sí va andar libre? Al rato va a andar otra vez tomado y a gran velocidad. Si así me dejó a mis tres hijos sin su padre, ¿al rato van a ser otros?", cuestionó.

Fuentes del Municipio de Monterrey informaron que los deudos del trabajador fallecido tienen derecho a un seguro de vida por parte del Ayuntamiento, y a otro que corresponde al Sindicato.

El Municipio se hará cargo de los gastos funerarios, además de que proporcionará servicio médico a la viuda y a los hijos mientras sean menores de edad o estén estudiando.

Con respecto al conductor presunto responsable de la tragedia, Héctor Gómez Villarreal, de 39 años, él se encuentra hospitalizado y con custodia policiaca, mientras se realizan las investigaciones.

Este hecho se registró momentos antes de las 2:00 horas del viernes en el kilómetro 266 de la Carretera Nacional, a la altura de La Estanzuela, en el sur de la ciudad.

Esqueda Rodríguez se hallaba sobre una canastilla a casi 10 metros de altura, reparando el foco de una luminaria, cuando Gómez Villarreal impactó con su automóvil a la camioneta de Servicios Primarios, provocando la caída del trabajador.

AGUSTÍN MARTÍNEZ