4 de mayo de 2013 / 02:52 a.m.

Sandra Flores, madre de César Ernesto, que padece de síndrome de Marfan, continúa con la lucha para poder conseguir el dinero necesario para poder tratar la enfermedad de su hijo.

Monterrey.- • Nada es más fuerte que la voluntad de una madre, es por esto que Sandra Flores insiste en encontrar la manera de ayudar a su hijo César Ernesto Gordiano Flores, que a sus 15 años, padece de una enfermedad degenerativa que pone en riesgo su vida.

Hoy desde muy temprano ella y algunos de sus familiares se dieron cita en sobre la carretera a Reynosa, en el municipio de Juárez, Nuevo León, con la esperanza de poder recabar, mediante un boteo, el costo total de los estudios que el menor necesita.

Y es que son 35 mil pesos los que se solicitan para que al joven puedan realizarle un estudio que lo ayude a sobre llevar su enfermedad.

César Ernesto a sus 15 años ya mide 1.87 metros debido a que padece el Síndrome de Marfan o Gigantismo lo cual provoca el crecimiento desmesurado de su cuerpo, incluidos los órganos vitales como el corazón, por lo que padece de severas complicaciones medicas, principalmente arritmia cardiaca y ansiedad.

Dicho estudio tiene un costo total de 55 mil pesos y sólo puede llevarse a cabo en Estados Unidos, específicamente en la región de Miami, Florida.

Aunque el ímpetu de la familia ha logrado reunir 20 mil pesos a base de esfuerzos, ellos no cuentan con la solvencia económica para cubrir el costo total, por lo cual proporcionan el número de cuenta Banorte 0880 153616 y los teléfonos 19-36-14-16 y 811-709-05-50, en caso de algún interesado en apoyar la causa.

REDACCIÓN