11 de abril de 2013 / 02:21 a.m.

Monterrey.- La familia Hernández Santiago tiene dos semanas de mal comer y mal vivir en un cuartito ubicado en la colonia Fomerrey 6.

Esta pareja de esposos, junto a otra familiar y su hija, viajaron a Monterrey atraídos por la oferta de empleo de Chamba México pero, al igual que otros cientos de personas, terminaron defraudados y con 7 mil pesos menos.

Originarios de un pueblito en San Luis Potosí, han aceptado trabajos pequeños vendiendo fruta o lonches en la calle para asi ganarse unos pesos que les permitieran comer.

Y de no ser porque una mujer les dió alojo temporal sus días los habrían pasado en la calle.

A esta familia le pintaron el trabajo perfecto y ni así desconfiaron, pues Chamba México les aseguró que la empresa que los contrataría contaba con una estancia para dejar a la pequeña Citlali, de apenas unos meses de edad, mientras ellos laboraban en el campo.

Hoy, su calvario parece que llegó al fin, pues desesperados, acudieron a Línea Directa en el municipio de Monterrey, donde les dieron el apoyo para regresar a su tierra.

La familia Santiago hubiera deseado conocer Monterrey en otras circunstancias, pero ahora se van con el recuerdo amargo del fraude que vivieron.

Luis Garcia