MARCIAL PASARÓN
29 de julio de 2013 / 12:44 p.m.

García• La ebriedad y el cansancio, provocaron que un obrero estrellara la camioneta en que viajaba contra un poste de la Comisión Federal de Electricidad.

El accidente ocurrió cerca de las 3:30 horas sobre la avenida Lincoln a la altura de la colonia Valle de Lincoln, en García.

Durante el accidente, socorristas de la Cruz Verde de Monterrey y Protección Civil del mencionado municipio, auxiliaron a tres menores de edad y a la esposa del conductor.

Los primeros en ser atendidos y rescatados fueron los hijos del matrimonio Rubén Lugo Martínez Martínez, de 12 años de edad,, Iker Francisco Ramírez Martínez, de siete meses de edad y Eva Joahana García Martínez, de 4.

Posteriormente con el equipo de rescate urbano, los paramédicos quitaron la puerta del lado derecho de la camioneta para poder auxiliar a María Magdalena Martínez Puentes, de 36 años de edad.

Los elementos de Tránsito del municipio de García, informaron que el conductor y responsable del accidente fue identificado como Francisco Javier Martínez Jiménez, quien se encontraba en estado de ebriedad y salió ileso en el percance.

De acuerdo a las investigaciones, se estableció que la familia se dirigía a su domicilio en la colonia Valle de Lincoln, luego de haber convivido desde la tarde del domingo en una quinta en el mencionado municipio.

En ese lugar, el conductor ingirió bebidas embriagantes y ya entrada la madrugada decidió regresar a su casa.

Pero cuando circulaba sobre los carriles de poniente a oriente de la avenida, la ebriedad y el cansancio hicieron que dormitara frente al volante.

Esto provocó que la camioneta se proyectara hacía la derecha y se estrellara de frente contra un poste de concreto.

El fuerte impacto hizo que el poste se viniera abajo y la camioneta quedó completamente destrozada de la parte frontal.

Asimismo la esposa de Francisco Javier, quedó atrapada entre el tablero y el asiento de la camioneta tipo van con placas de Nuevo León.

Las maniobras de auxilio se prolongaron por espacio de 30 minutos, ya que la puerta de la camioneta estaba atorada.

Los menores y la mujer fueron trasladados de urgencia al Hospital Universitario, donde quedaron internados.