11 de febrero de 2015 / 03:52 a.m.

Ciudad de México.- Carlos Mateo Aguirre Rivero y Luis Ángel Aguirre Pérez, hermano y sobrino de Ángel Aguirre Rivero, gobernador con licencia de Guerrero, respectivamente, fueron aprehendidos por presuntamente desviar 287 millones 12 mil 594 pesos del erario local y federal.

Tomás Zerón de Lucio, director de la Agencia de Investigación Criminal de la Procuraduría General de la República, dijo que un grupo de personas, entre ellos, ex servidores públicos de Guerrero, sin tener vínculo corporativo o relación comercial con empresas que obtuvieron contratos de obra pública de Guerrero, recibieron recursos públicos del erario local y federal.

Carlos Mateo y los demás ex servidores públicos triangularon los recursos, mismos que depositaron en sus cuentas bancarias personales.

Zerón de Lucio detalló que de enero de 2012 a septiembre de 2014, el hermano y sobrino de Aguirre, junto con los hermanos Paulo Ignacio, Mauricio, Alejandro Carlos y Jorge Eduardo Hughes Acosta, entre otros, recibieron el dinero a través de sus empresas Constructora Travesa S.A de CV., Comercializadora 2003 S.A de CV. y Comercializadora Topacio S.A de CV.

Por medio de esas compañías recibieron dinero de la Comisión Federal de Electricidad, Banobras, Tesorería de la Federación, Comisión Estatal de Agua, Comisión Estatal de Seguridad Pública, Comisión de Infraestructura Carretera y Aeroportuaria.

El juez Quinto de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México libró la orden de aprehensión por los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Carlos Mateo fue detenido en Chilpancingo por la Policía Federal; algunos de los hermanos Hughes fueron ubicados en Chilpancingo, Acapulco y en el Distrito Federal, en operativos en lo que también participaron soldados y marinos.

Los seis detenidos fueron internados en el Centro Federal de Readaptación Social Número uno, "El Altiplano", en el Estado de México.

FOTO: Twitter

RUBEN MOSSO / MIELENIO