LETICIA FERNÁNDEZ Y RODOLFO MONTES
1 de junio de 2013 / 06:25 p.m.

México • Rodolfo Ríos, procurador de Justicia del DF, ofreció a los familiares de los jóvenes desaparecidos mostrarles los videos que grabaron las cámaras del C-4, así como la de los establecimientos aledaños al bar Heavens.

En entrevista, señaló: "(los familiares) no han visto los videos, les comentamos el contenido de ellos y el compromiso de que van a verlos".

Indicó que en el encuentro que sostuvo con familiares de los desaparecidos, les informó sobre los resultados del cateo al bar de la Zona Rosa, los objetos que encontraron en el lugar y los análisis realizados a los videos tomados de las cámaras de vigilancia, y anunció que los convocó a una nueva reunión para el martes próximo.

Afirmó que ya trabajan con la Procuraduría General de la República y autoridades de otros estados para resolver este caso. Admitió que los inconformes “nunca quedarán satisfechos, sino hasta que les digamos ‘aquí están tus familiares’”.

En la entrevista el funcionario señaló que no descartan ninguna línea de investigación, pero aclaró que hasta ahora no tienen elementos para afirmar que el levantón esté relacionado con una venganza del crimen organizado.

Son once

Horas antes, Ríos precisó en entrevista para Radio Fórmula que son 11 y no 12 los desaparecidos, como se había señalado un día antes.

Explicó que la demanda que interpuso la mamá de Gabriela Reyes refiere que desapareció el mismo día, pero no precisa si fue en el mismo lugar, por lo que aún indagan si este caso tiene relación con los demás.

"Se presentó una señora comentando la posible desaparición de su hija, aunque ella no refiere que fue en el mismo lugar, sino que fue el mismo día. Entonces, estamos haciendo también una investigación a ver si tiene algo que ver o no. Pero de entrada te confirmo que son 11", puntualizó el procurador.

Ayer familiares de los desaparecidos se quejaron ante medios de comunicación de que hasta ahora solo habían sido recibidos por "pelagatos" del gobierno capitalino, por lo que el procurador se comunicó telefónicamente con cada uno de ellos para rechazar la imputación y garantizarles que él estará al frente de las investigaciones.

Después dio a conocer que ni siquiera tienen indicios de que las víctimas realmente estuvieran en el bar Heavens de la Zona Rosa.

"Los avances que tenemos es que se continúan analizando los videos, así como los testimonios que evidentemente no son testigos de los hechos... no hemos determinado aún si existió, como se ha referido, algún comando ni mucho menos se tiene la certeza de que esto haya sido así", manifestó.

Indicó que durante el cateo al inmueble de la calle Lancaster 27 encontraron droga, seis cámaras y dos computadoras, que ya son analizadas por peritos.

Además, agregó que mantiene abierta una línea de investigación para determinar si existe vínculo entre el homicidio de un hombre afuera del bar The Black de la colonia Condesa, ocurrido el 24 de mayo pasado, y la desaparición de los jóvenes.

Por ello, indicó que ya giraron orden de localización y presentación para Ernesto Espinosa Lobo, dueño del Heavens, y quien aparentemente dio la orden de desalojar el inmueble por un supuesto operativo policiaco.

Esta persona se ostentó como propietario del negocio desde 2011, cuando personal del Instituto de Verificación Administrativa realizó un operativo y lo clausuró.

Espinosa Lobo se dirigió con los verificadores en aquel entonces tratando de arreglar las irregularidades, pero los funcionarios encontraron que en el sitio se expendían bebidas alcohólicas por la mañana en presencia de menores de edad.

Reunión en PGR

Alrededor de las 16:20 horas, los familiares de los desaparecidos acudieron a la sede de la PGR, donde fueron recibidos por Eliana García, subprocuradora de Políticas Públicas y Derechos Humanos.

Ante la petición de que la dependencia intervenga en este caso, la funcionaria les explicó que primero deben presentar la denuncia ante un Ministerio Público federal para que luego la PGR pueda coadyuvar con las investigaciones.

Por la noche, los inconformes bloquearon el cruce de Reforma con Eje 1 para exigir que ya les muestren los videos, pese al compromiso que fue anunciado antes por el procurador.