ABELARDO LUZANÍA
12 de agosto de 2013 / 01:40 p.m.

Familias enteras se ejercitaron y divirtieron.

El Festival de la Familia logró convocar a miles de personas que tras haber participado en A Correr Familia disfrutaron de una tarde plagada de música.

Con un elenco integrado por el talento de los distintos espacios de entretenimiento de Multimedios Televisión, además de Primos MX, Jair Alcalá y Genitallica, El Festival de la Familia paralizó las instalaciones del Parque Fundidora.

Con gran entusiasmo, el elenco infantil de El Canal que Todos Vemos abrió la divertida tarde con temas que los niños presentes corearon a todo pulmón. Bely y Beto, junto con el equipo de Tiempo Mágico, se encargaron de ponerle ritmo a los primeros minutos de tan esperado evento.

La música no se detuvo, al contrario, subió de volumen con la presencia de los conductores de Ya son las 4. Con su intensa energía, Irving Tomato y Mónica Viadero encendieron el ánimo de los jóvenes que se contagiaron de su buen ritmo. Siempre divertida, la pareja de conductores improvisó algunos juegos que animaron a quienes se encontraban al filo del escenario.

La temperatura del ambiente subía a cada minuto, al igual que la energía de las familias regiomontanas, que recibieron con fuertes aplausos a los integrantes de Primos MX, que con su estilo duranguense fusionado con elementos pop hicieron bailar a quienes asistieron con sus respectivas parejas.

Por poco más de media hora, la exitosa agrupación interpretó gran parte de su gustado repertorio que hizo gritar eufóricamente a varias fanáticas que hicieron guardia para poder estar cerca de los músicos.

Inmediatamente después, el elenco completo del programa Acábatelo saltó de su loca cafetería al escenario para conmocionar a los miles de asistentes que se divirtieron con cada una de sus ocurrencias.

Las ovaciones femeninas no tuvieron reparo en celebrar los bailes de los meseritos que, comandados por Alex Sotelo y Snoopy, deleitaron sus pupilas.

Los piropos hacia Arely Téllez, Gaby Ramírez, Geovana Wera Sosa y Marina Sotelo tampoco faltaron, así como los juegos extremos de Héctor y la comicidad de Mario Bezares.

El Festival de la Familia cambió de ritmo para dar paso al rock de Genitallica, que con su listado de éxitos musicales provocó que unos cuantos se animaran a bailar un poco de ska debajo del escenario.

La tarde siguió con la presentación estelar de Ernesto Chavana, que derrochando producción, se consolidó como una de las figuras más seguidas por el público, al ofrecer un show con sus irreverentes temas que hicieron reír.

Por poco más de cuatro horas, El Festival de la Familia cerró con broche de oro un inolvidable día en donde miles de regiomontanos combinaron el ejercicio con la buena música.