13 de febrero de 2013 / 02:56 a.m.

Monterrey.- • Tras sostener una junta con miembros de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Samara Pérez, representante de familiares de víctimas del Casino Royale, reportó algunos avances y comentó que, desde el acercamiento que han tenido con el Gobierno federal, se ha notado un cambio por “la atención oportuna de las autoridades”.

También señaló que ayer se entrevistaron con personal de la Derechos Humanos estatal, trabajando con cada caso en particular, y mañana se reunirán con la secretaria del Ayuntamiento de Monterrey, Sandra Pámanes.

Pérez, que es madre de una de las víctimas del atentado de agosto de 2011, agregó que el Gobierno municipal de Monterrey se encargará de las indemnizaciones para necesidades muy particulares, sobre todo alimenticias, como dictaminan las recomendaciones de Derechos Humanos.

Además, indicó que actualmente están participando para las negociaciones con autoridades alrededor de unas 27 familias, mientras que el resto no lo hace debido a su nivel económico holgado.

“Los que siguen luchando para que tengan un poco de satisfacción económica, por así decirlo, son las familias de los trabajadores y algunos clientes que estaban en el lugar”, apuntó.

Afortunadamente, el presidente Enrique Peña Nieto ha estado dándole puntual seguimiento al asunto, según la activista, entrevistada en la edición nocturna de Telediario.

Samara Pérez mencionó como ejemplo que la semana antepasada vino a la ciudad Lía Limón, subsecretaria de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos de Gobernación.

REDACCIÓN