20 de octubre de 2013 / 09:26 p.m.

El presidente de la Federación Francesa de Fútbol (FFF), Noël Le Graët, y el seleccionador nacional, Didier Deschamps, convocaron al defensa Patrice Evra para que les dé explicaciones sobre una polémica entrevista concedida al canal 'Téléfoot'.

"Tras constatar que no se ha formulado ataque alguno contra la FFF, el equipo de Francia, su seleccionador y sus jugadores, (Le Graët y Deschamps) han decidido que venga a explicarse sobre ciertas declaraciones contra algunos comentaristas", señaló la FFF en un comunicado.

En esa entrevista, difundida hoy, el jugador ajusta cuentas, entre otros, con el exseleccionador Luis Fernández, el exentrenador del Olympique de Marsella Rolland Courbis o el comentarista Pierre Ménès por las críticas vertidas contra él.

"La gente tiene una buena imagen de mí. No son esos vagabundos los que van a ensuciar mi imagen. Que paren de mentir a los franceses", indica Evra, cansado de que se diga de él que es arrogante o que los franceses no le quieren.

El jugador les pide a todos "que dejen de decir tonterías", y aunque asegura que no le importan las críticas, sale en su defensa porque a gente de su familia sí le afecta.

"Espero cruzarme (a Ménès) algún día, porque creo que ha hablado de mi familia y que ha dicho que yo estaría dispuesto a vender a mi madre para llegar la selección", dice en una de las declaraciones que le han valido la convocatoria de la Federación.

EFE