22 de agosto de 2013 / 03:39 p.m.

Allende • En un operativo sorpresivo en el centro de Allende, elementos federales clausuraron tres boutiques y arrestaron a sus dueños y trabajadores, con el argumento de contar con mercancía de la denominada ‘pirata’.

Al caer el día de ayer, unos cuarenta elementos que se identificaron como policías federales ministeriales, en varios vehículos cerraron las calles Lerdo de Tejada, Allende, Venustiano Carranza y Juárez, y se dirigieron a los establecimientos: Anna, Bebé y Keyms, donde cuestionaron al personal y revisaron al azar varias prendas de vestir.

Los agentes confirmaron que no eran de marcas registradas e iniciaron con la detención de los encargados y el cierre del local; al salir colocaron el letrero de clausura.

El operativo que duró unos diez minutos, fue tan rápido que los detenidos no tuvieron oportunidad de avisar a sus familiares.

Los testigos de las acciones comentaron que a la fuerza subieron entre cinco a seis personas en vehículos con el logotipo de la PGR.

Señalaron que solamente vieron los forcejeos y escucharon el llanto y gritos, en su mayoría de mujeres que se negaban ser detenidas.

Algunos vecinos pidieron el apoyo de la Policía, pero al arribar tres patrullas con unos 12 elementos bien armados, sólo observaron los tres locales cerrados y sin la presencia de federales.

Los policías informaron a sus superiores, quienes realizaron investigaciones a Monterrey, donde sólo les indicaron que se trataba de un operativo de la PGR contra la piratería.

Más tarde arribaron familiares de las personas que fueron detenidas y cayeron en crisis nerviosa y culparon a diferentes personas que son políticos reconocidos del municipio, como los responsables del operativo.

Fue tan rápido el movimiento de los federales que ya entrada la noche, los familiares desconocían el paradero de sus parientes. No sabían si estaban en la sub-sede de la PGR en Linares o en Escobedo.

 — JOSÉ BRÍGIDO AGUILAR