1 de septiembre de 2013 / 11:56 p.m.

El suizo Roger Federer, exnúmero uno del mundo y séptimo cabeza de serie, se exhibió ante el francés Adrian Mannarino al que venció por 6-3, 6-0 y 6-2 en la tercera ronda del Abierto de Estados Unidos.

Federer, cinco veces ganador del último torneo de Grand Slam, salió a la pista Arthur Ashe con la intención de no hacer ninguna concesión a Mannarino y tan sólo necesitó una hora y 21 minutos para lograr el pase a los octavos de final, donde tendrá de rival al español Tommy Robredo.

El tenista suizo, que lleva 56 torneos de Grand Slam consecutivos, mostró su mejor versión de golpes de revés y de derecha para además subir con seguridad a la red a la hora de ganar puntos con la volea.

Federer no pudo tener mejor debut en la noche neoyorquina, primera vez que este año lo pusieron a jugar en la sesión vespertina.

"Era un partido que había que disputarlo, primera vez por la noche, y me siento feliz por la forma en que jugué, aunque algunos de mi golpes tengo que mejorarlos", comentó Federer, que metió ocho saques directos, pero cometió cuatro dobles faltas.

Federer metió 34 golpes ganadores por 20 errores no forzados, comparados a los 8 y 14, respectivamente, de Mannarino.

Además consiguió 19 de 24 subidas a la red y aprovechó 6 de las 14 oportunidades que tuvo de romper el saque a Mannarino, que falló en las dos que dispuso.

El tenista suizo reconoció que ante Robredo, su rival en cuartos de final, que tuvo que trabajar duro antes de vencer por 7-6 (6), 6-1, 4-6 y 7-5, la historia será diferente.

"Tommy (Robredo) es un excelente jugador que golpea muy bien y siempre te complica las cosas en el campo", declaró Federer, que sin embargo, tiene marca de 10-0 en los enfrentamientos que ha tenido contra el tenista español, decimonoveno cabeza de serie.

EFE