19 de febrero de 2013 / 10:50 p.m.

Ciudad de México • El director de la División de las Américas de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, felicitó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) porque demostró al mundo entero que el debido proceso es esencial para garantizar justicia porque, de lo contrario, cualquier proceso judicial sería un linchamiento.

Durante una visita al presidente del máximo tribunal de justicia del país, Juan Silva Meza, Vivanco hizo alusión al reciente fallo que emitió la Corte a favor de la francesa Florence Cassez, asunto que provocó la división en diversos sectores de la sociedad.

El chileno manifestó que se deben respetar las normas y principios de presunción de inocencia y no manipular, por ejemplo, las escenas del crimen por parte de las policías, de garantizar el cumplimiento de requisitos básicos del código procesal penal.

“Lo que hacen los ministros es asegurarnos que un inocente no va a pagar por los delitos de otros o, también obviamente, incrementar la posibilidad de que se esté haciendo justicia en un caso concreto y no una simple revancha o un castigo policial de alguien que realmente no tiene ninguna vinculación con el delito”, expresó.

Por su parte, el ministro Silva Meza expresó que estas manifestaciones alientan a la SCJN a seguir cumpliendo el papel que se deriva de la necesaria implementación de las reformas constitucionales en materia de derechos humanos.

Explicó que a raíz de estas reformas constitucionales, los ministros, conocedores del tema, se han especializado en buscar y atraer los asuntos relacionados con la protección de derechos fundamentales de las personas.

RUBÉN MOSSO