12 de diciembre de 2013 / 10:21 p.m.

Monterrey.- Cada media hora entraban alrededor de tres mil personas a la Basílica de Guadalupe, ubicada en la colonia Independencia, según cálculos del equipo de control.

El fervor religioso en su máxima expresión se pudo observar este 12 de diciembre. Niñas con vestuario de la Virgen María o niños de Juan Diego, imágenes de gran tamaño, flores, coronas, todo para quien consideran la Patrona de México.

No era este el cerro del Tepeyac, pero en la explanada los feligreses depositaron una veladora y sus esperanzas de recibir un milagro. El camino de luz de las veladoras cada vez fue ampliándose.

"Desde que nació se lo prometí a la virgen, para que me lo cuide y sea un buen hombre, ahorita tiene dos años y lo trajimos vestido de matlachín porque le gusta ya danza y todo", dijo la señora Alejandra Cardona, quien cargaba a su vástago vestido de matlachín.

A otros los mueve la gratitud como una familia que acudió desde Apodaca, como cada año para reiterar su agradecimiento a la Virgen de Guadalupe por permitirles estar juntos, ya que el matrimonio en un principio no podía tener hijos.

"Se nos murieron dos bebitos antes de tenerlos a ellos, ahora nos dio la oportunidad y mira él tiene 14 y cada año venimos, ella intercedió por nosotros y no podemos más que agradecerle que nos permita estar juntos", dijo el hombre, padre de tres hijos adolescentes.

Otros todavía buscan el consuelo, como los familiares y compañeros del grupo Kombo Kolombia, cuyos integrantes fueron asesinados hace 11 meses.

Ellos llegaron en una peregrinación encabezada por músicos con acordeón, guacharaca y caja para cantar las mañanitas y la tradicional "virgen de Guadalupe".

Después de este día de intensa actividad en la Basílica de Guadalupe, sacerdotes, feligreses y hasta los vendedores esperarán el próximo año de celebración.

Sandra González Cortés