10 de mayo de 2013 / 02:54 p.m.

T igres en este Clausura 2013 logró igualar su mejor racha de puntos en un torneo corto donde se disputan 17 partidos; el equipo de Ferretti sumó 35 unidades en el campeonato regular y con ello igualó lo hecho por el propio Tuca en el torneo Clausura 2011.

Sin embargo, parece que el maleficio de esta estadística más que ayudar ha perjudicado en el entorno felino gracias a la maldición del superlíder.

En aquella ocasión, hace dos años, los pupilos del Bigotón consiguieron el primer lugar al final del torneo regular, hicieron una suma de puntos que jamás se había realizado en 17 encuentros disputados para acabar así como superlíderes y amplios favoritos al título, habiendo asegurado su lugar en la Liguilla.

Pero la maldición llegó. El 4 de mayo de 2011 Tigres jugó la Ida de los Cuartos de Final ante Guadalajara, y del Omnilife los auriazules se trajeron un marcador en contra de 3 por 1, el cual ya no pudieron revertir en casa, quedando

fuera del torneo apenas en la primera ronda. Hoy, nuevamente la historia parece repetirse, al menos hasta el momento: 35 puntos se sumaron en 17 jornadas también en un torneo de Clausura, se terminó como líder del campeonato y se llegó a la Liguilla del futbol mexicano siendo uno de los favoritos al título.

Otra vez, como en el 2011, el primer partido de esta fase final los felinos lo han jugado a inicios del mes de mayo como visitante, también ante un equipo de rayas y una vez más han caído en la Ida de los Cuartos de Final.

"Queremos ser contendientes y que no suceda como cuando quedamos superlíderes y que vamos a Guadalajara y nos ganan allá tres-uno y acá se nos encierran y empatamos y adiós;

creo que lo que necesitamos nosotros es mentalizarnos en levantar la Copa", mencionó el presidente de Tigres previo al juego ante Monterrey. La pregunta es: ¿la historia ahora será diferente.

Eso se verá el sábado a las 9 de la noche. Los Tigres buscaràn acabar con ese maleficio del Superlíder y seguir avanzando hacia el título.

Jair Ramos