8 de agosto de 2013 / 03:22 p.m.

El centrocampista del Barcelona Cesc Fábregas ha cerrado hoy las especulaciones sobre su futuro al dejar claro que su "sueño" es seguir jugando en el club catalán y ha negado que este verano se haya planteado fichar por otro equipo.

El futbolista catalán ha roto hoy su silencio a la llegada del Barça a Malasia, donde prosigue su gira de pretemporada, y, pese a mostrarse agradecido por el interés del Manchester United para contratar sus servicios, ha recalcado que su intención es seguir jugando de azulgrana.

"Nunca he pensado en irme, no he dudado en ningún momento. Me costó mucho regresar. Soy feliz en Barcelona y mi sueño es triunfar en el Barça. Esto no lo cambiará nadie", ha aclarado en rueda de prensa Cesc.

El internacional español se ha mostrado agradecido por el apoyo que ha recibido por parte de la directiva azulgrana y del cuerpo técnico: "En todo momento me he sentido querido. Tengo mensajes de (Sandro) Rosell, de (Josep Maria) Bartomeu y de Tito (Vilanova). También he hablado cara a cara con Tata Martino".

Con estas declaraciones, el jugador de Arenys de Mar cierra la puerta a la tentativa del Manchester United para hacerse con sus servicios, que en las últimas semanas había realizado hasta dos ofertas oficiales al club catalán.

En este sentido, ha negado que haya tenido contactos con algún dirigente de los Red Devils: "Cuando un equipo tan importante te hace dos ofertas, te halaga, pero en ningún momento he hablado con alguien del United".

Así, Cesc jugará su tercera temporada con el Barça, un club que, según ha dicho, reclama "una exigencia diaria" muy dura y ha elogiado, además, el fútbol de su compañero Xavi Hernández, de quien ha dicho que "no habrá otro como él". "Cuando se retire, el Barça no volverá a jugar igual", ha concluido.

Agencias