2 de junio de 2013 / 09:55 p.m.

  

Chihuahua • Un Juzgado de Garantía del Distrito Judicial Bravos vinculó a proceso a dos sujetos que presuntamente descuartizaron a una mujer en Ciudad Juárez, Chihuahua.

Durante la audiencia, uno de los sujetos se declaró culpable y exoneró al otro del feminicidio.

Luego de que el juzgador fijará para el próximo 6 de junio la audiencia de vinculación o no a proceso penal de ambos sujetos, se les impuso la medida cautelar de prisión preventiva por el plazo máximo permitido que es hasta de dos años.

Al ser presentados por el agente del Ministerio Público ante dicho tribunal, Carlos Jesús Martínez Ortiz, 25 años de edad, reconoció su responsabilidad plena en este homicidio, descartando del mismo a Edgar Roberto Oliver Romo, de 28.

A pesar de que lo había señalado como su cómplice en este crimen, el presunto asesino puntualizó que él era el único responsable en estos hechos ocurridos entre la noche y madrugada del 5 y 6 de mayo en esta ciudad fronteriza.

“Acepto el cargo, yo fui la única persona que lo cometió, soy la única que debo llevar el cargo; estábamos solos Selene y yo”, balbuceó durante la audiencia, en la que dijo que había involucrado a “Edgar” por temor a la ley.

La FGE precisó que Carlos Jesús Martínez Ortiz, de 25 años, había desmembrado a su “amiga” después de que se divirtieran en un bar y después sostuvieran relaciones sexuales en su casa mientras que su esposa trabajaba en El Paso, Texas.

Señala que al salir con la mujer del “Cowboys” en compañía de “Edgar”, los tres se fueron a su casa ubicada en la calle Chiricagua 340 de la colonia Praderas del Sur, donde después de la fiesta, Oliver Romo asesinó a cuchilladas a Cinthia Selene Olivas Reyes, de 23 años, indica Martínez.

“Cometido el homicidio, Edgar escapó por la parte trasera de la vivienda, quedándose Carlos con el cadáver. Al no poder subir el cuerpo a una camioneta, esperó a que amaneciera para comprar una moto-sierra en una casa de empeño para desmembrarlo”.

“Posteriormente, metió el tronco del cuerpo en una caja de plástico y solicitó un servicio de taxi, para dejarlo en un contenedor, siendo localizado ese mismo día en la planta de transferencia de basura ubicada en Santiago Troncoso y Las Torres”, detalla la FGE.

Después de tirar los restos en varios puntos de la ciudad, los agentes localizaron la cabeza el pasado 11 de mayo en las calles Ramón Rayón y Durango. Los brazos y las piernas se localizaron el 17 del mismo mes en Santiago Troncoso y Arcadia.

Juan José García