12 de abril de 2013 / 12:09 a.m.

El Fenerbahce aprovechó la ventaja de 2-0, que sacó en la "ida", para afianzarse en las semifinales de la Liga Europea, sin importar el 1-1 que consiguió este día en el Olímpico de Roma frente a Lazio.

La diferencia de dos goles que tomó en el "infierno turco", le permitieron al cuadro visitante manejar de buena manera el encuentro de "vuelta" de los cuartos de final efectuado hoy en la capital italiana.

Y más aún cuando Caner Erkin puso el 1-1, en el marcador a los 73 minutos, tras disparo de zurda, lo que prácticamente terminó con las aspiraciones de los biancocelesti, que habían soñado con la remontada después del tanto del bosnio Senad Lulic, al 60.

Un empate que benefició al Fenerbahce por lo hecho en casa contra la Lazio, que lamentó, más que perder en la "ida", el hecho de no hacer un gol en campo contrario, que hoy le hubiera dado un poco más de "vida".

El partido tuvo el mismo guión en la mayor parte del tiempo, los de casa insistieron al frente y arriesgaron de más en busca de siquiera forzar el tiempo extra, mientras que los otomanos lucieron peligrosos en el contraataque.

Concluyó el cotejo 3-1, en el marcador global que permitió al Fenerbahce clasificar a las semifinales de la Liga Europea, el segundo torneo más importante del viejo continente por detrás de la Champions.

Este viernes el equipo turco conocerá a su rival en la antesala del torneo continental, cuando se efectúe el sorteo en Nyon, la sede de la UEFA.

Notimex