24 de abril de 2013 / 02:22 p.m.

Por unas horas, los elementos de Fuerza Civil dejaron las armas de lado, más no el uniforme, para festejar a sus hijos en la celebración adelantada del Día del Niño.

El campo policial número 1, ubicado en la Carretera a Laredo, en el municipio de Escobedo, se transformó ayer en un centro de juegos, donde niños y padres convivieron, participaron en actividades recreativas y concursos.

“Mi papá es comandante, sí estoy orgulloso de él (…) lo amo y espero que siga trabajando, porque Fuerza Civil va a seguir así…me gusta ser policía, porque me gusta cuidar, a mí no me gusta robar cosas y eso”, indicó Emanuel, uno de los niños que acudió al festejo.

Al filo del mediodía, autoridades encabezadas por el gobernador Rodrigo Medina arribaron al lugar para entregar algunos juguetes a los menores y saludar a los efectivos con sus familias.

Previamente, el secretario de Seguridad, Alfredo Flores Gómez, y el comisario de Fuerza Civil, Felipe de Jesús Gallo, supervisaron el desarrollo de la fiesta infantil.

En un breve mensaje, Medina de la Cruz, dijo que se tomó la decisión de realizar un evento adicional para los hijos de los policías dado el trabajo que desempeñan al servicio del estado.

“Este gobierno protege a quienes nos protegen, este gobierno cuida a quienes nos cuidan, queremos darles dignidad, queremos darles su lugar y queremos que esta gran corporación que hemos construido en mi gobierno perdure por muchos años”, indicó el mandatario estatal.

La barra infantil de Multimedios Televisión amenizó el día, con la participación de Tiempo Mágico, las Muñequitas, Bely y Beto y el comediante Mario Bezares.

Luis García