1 de marzo de 2013 / 08:49 p.m.

Veracruz • Turistas locales, nacionales y extranjeros, se dieron cita en la zona de Los Tuxtlas al sur de Veracruz para participar en la celebración del primer viernes de marzo, durante el cual médicos tradicionales, chamanes y curanderos, compartieron con la población sus conocimientos, habilidades y prácticas.

El gobierno estatal en coordinación con las autoridades municipales, organizaron el festival del primer viernes de marzo, en el que estiman la llegada de al menos 20 mil turistas durante todo el fin de semana.

De acuerdo con las diferentes culturas a las que pertenecen, los curanderos usan métodos y recursos naturales para el mantenimiento de la salud y la prevención o tratamiento de las enfermedades.

Desde los primeros minutos de este 1 de marzo misticismo y la tradición se hicieron presentes en Catemaco, San Andrés y Santiago Tuxtla, la región de "los Brujos", donde se mantiene la antigua tradición y creencias de que el primer viernes del mes de marzo la gente puede cargarse de energía, romper encantos y conseguir lo que ambiciona.

Pobladores y visitantes se cargan de energía a fin de que el año les resulte favorable en lo personal, lo laboral y los negocios.

En el centro ceremonial La Punta, ubicado al costado del lago de Catemaco, en diez chozas, los llamados médicos tradiciones atendieron a los turistas, se realizaron ceremonias prehispánicas para dar la bienvenida al año nuevo para los curanderos del lugar, sobresaliendo conjuntos de danzantes, acompañados por música tradicional.

En plena oscuridad, iluminados sólo con antorchas, los anfitriones realizaron algunos ritos, utilizando amuletos prehispánicos, y otros más, algunas yerbas propias de la región, como albahaca, ruda o romero, pidiendo por la buena fortuna del interesado.

En algunas de las chozas que rodearon al centro ceremonial, médicos tradicionales atendieron a los asistentes que se acercaron a consultarles sobre cómo tratar algún padecimiento, a partir de los beneficios de la herbolaria.

El médico tradicional, Fidel Salas Pecero, explicó que los conocimientos son heredados de generación en generación. "Conocemos las plantas, el tipo de hojas, las flores, la corteza y los efectos benéficos en la salud de los pacientes".

A su vez Luis Tomás Martín Torres, recordó que desde años atrás llegan a la zona personas que buscan los remedios tradicionales. Reciben pacientes que ya han consultado varios médicos y quieren probar algo diferente; además, de llevar un tratamiento convencional, también toman medicina natural, y siguen al pie de la letra las indicaciones, lo que es muy importante para que el método funcione.

ISABEL ZAMUDIO