18 de abril de 2013 / 10:23 p.m.

 Cuernavaca • Con un pastel de fresas y un mariachi, Ana Karen Huicochea Garduño, la joven asesinada a tiros por su ex novio en diciembre pasado, fue festejada por sus padres en esta ciudad, a la que han tenido que acudir repetidamente desde hace 170 días para forzar a las autoridades a buscar al homicida de la adolescente.

Frente al altar de las víctimas de la violencia ubicado en la puerta principal el Palacio de Gobierno de Morelos, Ana Luisa Garduño y Martín Huicochea, colocaron una mesa y un panel con fotografías de su hija para recordarla en su cumpleaños número 18, al que acompañaron con las tradicionales "Mañanitas" y la mejor amiga de la chica asesinada, Nahomy Estrada.

Ana Karen fue asesinada por su ex novio en diciembre pasado. Eduardo Villalobos, oriundo de Guadalajara, Jalisco vino a Cuernavaca a "verla por última vez", luego de que la madre de la chica desaparecida, le exigió que la dejara en paz, pues la adolescente había terminado unilateralmente la relación, iniciada a través e la red, debido a que el sujeto violentó la privacidad de sus redes sociales.

Pese a las denuncias reiteradas en la Procuraduría de Justicia (PGJ), los padres no lograron hacer que la dependencia actuara en contra del asesino a pesar de haberles notificado dónde se escondía. Posteriormente, agentes ministeriales y el fiscal del caso, les exigieron dinero para actuar, por lo que iniciaron un recorrido por diversos medios de comunicación, la Comisión Nacional de Derechos Humano, el estado de Jalisco y oficinas gubernamentales, entre ellas la del gobernado, Graco Ramírez quien se comprometió a apoyarles y dar con el asesino.

A más de 170 días de los hechos, "lo único que ha pasado es que han agregado más fojas a la carpeta de investigación", denunció Miguel Ángel Rosete, asesor jurídico de la familia quien reiteró que el apoyo del gobierno sólo ha sido de palabra, porque tampoco han recibido ni dinero ni guardaespaldas como en su momento festinaron las autoridades estatales.

Además del "festejo" en la puerta principal del Palacio de Gobierno, Ana Karen recibió una misa en la colonia Lomas de Cuernavaca, a pocos kilómetros Fraccionamiento Burgos, donde fue asesinada.

La madre de la chica desaparecida, Ana Luisa Gaduño aseguró que sigue vigente su juramento de buscar y acudir a donde sea necesario para detener al homicida de Ana Karen. Indicó que la investigación d asesinato de su hija se mantiene en el mismo sitio, en el mismo lugar, sin que se haga nada.

Rosete, insistió que "si las autoridades quisiera, ya lo hubieran atrapado" pues existe la certeza de que se encuentra en México, incluso en el estado de Jalisco. "Se conecta a internet todas la tardes, hasta las cuatro de la mañana, luego vuelve a conectarse a la red, a las once de la noche. Hasta se da el lujo de contestar (en el Facebook) las notas que postean sobre Ana Karen. En una de esas contestaciones admitió haberla agredido porque "había herido su dignidad de hombre... Que por eso la había matado".

 DAVID MONROY