24 de abril de 2013 / 01:29 a.m.

Benjamín Galindo, técnico de Chivas de Guadalajara, calificó de mala educación la forma en que su homólogo de Atlas, Tomas Boy, festejo el triunfo de su equipo en el "clásico tapatío" el pasado sábado.

"Es educación, más allá de que todo mundo festejamos, pero no burlándose del rival. No, no, no, un festejo es un festejo, yo lo he visto festejar a él y no es por el momento que pasa su rival, eso se llama educación para mí", declaró.

Afirmó que él ha visto cómo Boy hace la misma celebración "hacia un lado, no hacia tu banca (de Chivas), eso es lo que te duele, ganó y ganó bien, no pasa nada, pero eso es lo que no se vale".

Por otra parte, el "Maestro" descartó que su escuadra haya estado en posibilidad de recibir tres o cuatro goles en ese duelo, tal y como lo afirmó el "Jefe".

"Creo que cuando tú estás en un equipo donde si puedes meter tres o cuatro goles, ¿tú crees que no puedes? Para mí no pudieron, que si mas allá tuvimos que hacer un esfuerzo extra, sin duda, y el equipo se comportó a la altura, por lo que considero que vio otro partido, claras manos a manos no tuvieron", aclaró.

Lamentó la temporada que ha tenido Chivas, la cual presenta peores números que el torneo que dirigió el holandés John van´t Schip, quien logró sumar 23 unidades, cantidad que ya es imposible para esta campaña.

"Ya no lo alcanzamos y lógico que me duele, más estos dos partidos (América y Atlas) que no se pueden perder, han sido cuatro derrotas que en lo personal me han dolido en el alma, eso sin duda, y a cada uno de los jugadores creo que también, tienen un sentimiento de que cuando puedes y tienes la posibilidad, ahí es donde te tienes que matar", acotó.

Finalmente, Galindo reconoció que sabe de indisciplinas en las que han caído algunos elementos del plantel, un tema que ha tratado con la dirigencia del "Rebaño Sagrado".

"Nunca he sido un vigilante, todo me llega a mí, a todos los técnicos todo nos llega, hemos hablado, hemos detectado, hablé con la Directiva y todo, eso no se deja pasar", sentenció.

Notimex