30 de abril de 2013 / 01:42 a.m.

El equipo argentino Tigre,  enfrentará este martes al  Olimpia de Paraguay en el partido de ida de los octavos de final de la Copa Libertadores, algo que no se había visto en los 110 años de historia del club local.

Tigre atraviesa por lo que podría considerarse su mejor momento futbolístico y quiere dejar en claro que es un equipo que peleará por ser campeón de la Libertadores.

Después de que en diciembre perdiera la Copa Sudamericana ante el Sao Paulo, el equipo se encuentra feliz y motivado por tener la oportunidad de redimir el daño, en estás fases finales.

El camino no ha sido sencillo para el equipo dirigido por Gorosito ya que empezó este año jugando, la primera fase del torneo superando al Anzoátegui venezolano de local y visitante, lo que le permitió avanzar un lugar en el grupo 2.

En el Grupo 2 “La Fiera” compartió zona con el Palmeiras actual rival del equipo mexicano los Xolos de Tijuana y el Sporting Cristal de Perú, término en segunda posición con 9 puntos, al igual que el equipo de Sao Paulo, pero con diferencia de goles, con nueve a favor y diez en contra.

Para este martes, Gorosito contará con una pieza clave en su defensa, Lucas Orban quien había estado fuera debido a una lesión que tuvo  en el hombre derecho al enfrentarse a los Newwlls Old Boys en la fecha nueve del torneo.

El entrenador  asegura que les fue bien de visitantes en la Copa Sudamericana y que les está yendo bien en este torneo, ya que han llegado hasta octavos de final.

La historia del Olimpia es diferente pues llego hasta octavos, luego de ganar en el grupo 7 con 13 puntos sobre Newells, después de llevarse el triunfo en cuatro encuentros, empatar uno, perder otro, con 16 goles a favor y siete en su contra.

Ever Almeida  entrenador uruguayo, quien pertenecio al club Olimpia y ganó las Copas Libertadores de 1979 y 1990, cuenta en el plantel con su compatriota Salgueiro, exfutbolista de Estudiantes de La Plata y San Lorenzo, y el argentino Juan Carlos Ferreyra, con pasado en Newell's y All Boys.

El Decano apuesta todo a llevarse el triunfo y ganar la cuarta Copa Libertadores y dejo de lado el torneo local.

Los paraguayos contaran con el apoyo de 2,500 aficionados que agotaron las entradas en solamente dos horas, en la última fecha del Apertura paraguayo donde perdió como visitante.

Redacción