TEXTO Y FOTO: FERNANDO SANTILLANES 
8 de diciembre de 2014 / 06:43 p.m.

Las Vegas.- En 1994 el primer Playstation se puso a la venta. Una consola que cambió el mundo de los pixeles pues la utilización de CD's para almacenar la información, permitió el desarrollo de juegos con mejores g?aficos y más complejos.

Veinte años después, Sony ha encontrado en esta consola su mejor oportunidad para seguir a flote, en un momento en el que sus otras unidades de negocio han tenido malos resultados, y el Playstation 4 (PS4) se ha convertido en tan solo un año en la consola con mejores ventas y preferencia entre los gamers, con más de 13 millones de consolas vendidas a nivel global.

Por esto, decidió no esperar al famoso E3, y con su Playstation Experience, permitió al público en general y no sólo a expertos, periodistas o miembros de la industria de los videojuegos, conocer lo último que está diseñado para sus consolas, en dos días que convirtieron a Las Vegas, Nevada, en la capital gamer del mundo.

Aquí se mostró por primera vez gameplay de Uncharted 4: A Thief's End, uno de los juegos más esperados para el PS4, así como de The Order: 1886  y BloodBorne el sucesor de Dark Souls, una franquicia que se ha convertido en una de culto para los gamers en los últimos años.

Otro de los adelantos exclusivos de este evento fue Until Dawn, juego que recrea a la perfección el ambiente y suspenso de películas al estilo Viernes 13, que permitirá al gamer tomar las decisiones para que los protagonistas del historia sobrevivan.

Pero no solo fue una muestra de juegos, o anuncios exclusivos como un nuevo Street Fighter exclusivo para PC y PS4, sino también un lugar donde productores, directores, desarrolladores y artistas de los videojuegos, realizaron varios paneles para discutir la situación actual de la industria, y de alguna forma inspirar a nuevas generaciones a tomar parte de una revolución digital del entretenimiento.

Playstation Experience parece que será el primero de un evento que pretende convertirse en  anual, y que de hacerlo, Sony podría haber encontrado una buena forma de revitalizar la industria, y al permitir que cualquier persona pueda asistir a este tipo de convenciones, crear  un público cautivo que espere con ansias cada año ser parte de lo "exclusivo" en el mundo gamer.