20 de agosto de 2013 / 01:24 a.m.

El Secretario General de la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA), Jérome Valcke, aseguró que no quitarán la sede del Mundial de 2014 a Brasil, aún si las protestas contra el gasto público continúan.

"La manifestaciones son parte de lo que estamos discutiendo antes del Mundial, pero no hay cómo prevenir lo que irá a pasar", señaló el dirigente de la FIFA, luego de visitar las obras de construcción en el estadio Corinthians, en Sao Paolo, próxima sede de la apertura de la Copa del Mundo 2014.

A pesar de los inconvenientes que causaron las protestas al tránsito y en diversas sedes de la Copa Confederaciones, el pasado mes de junio, Valcke aseguró que el torneo resultó "exitoso", por lo que no duda que "el Mundial será un éxito también".

Durante el recorrido, Valcke fue acompañado por Aldo Rebelo, el ministro de Deporte de Brasil, quien estuvo de acuerdo con el Secretario General de FIFA, al reconocer que la Copa Confederaciones estuvo "muy bien realizada", destacando la infraestructura.

"Terminamos la Copa Confederaciones con un saldo muy positivo, con seis estadios construidos a tiempo y con éxito técnico", aseguró el ministro brasileño, quien agregó que el Mundial será una "gran oportunidad", para su nación.

NOTIMEX