11 de marzo de 2013 / 06:27 p.m.

El gerente de integración operacional del Comité Organizador Local del Mundial de 2014 y la Copa de las Confederaciones, Tiago Paes, explicó que la visita busca definir los planes para el funcionamiento del estadio en días de partidos durante los torneos de la FIFA.

"Nuestro objetivo es detallar los planes de funcionamiento, como las condiciones para el flujo de atletas y público, la localización del personal de seguridad y abastecimiento de los palcos", indicó Paes.

En el mismo sentido, Chris Unger, encargado de la FIFA en Brasil para la preparación del Mundial, aseguró que los planes para la operación del estadio estarán listos en dos meses.

"Estamos trabajando intensamente para asegurar una apertura grandiosa. Este estadio es sin duda uno de los más bonitos del Mundial y va a atender a todos los criterios sin problemas", declaró Unger a periodistas.

En el mismo sentido, el gobernador de Brasilia, quien acompañó a la delegación de inspectores, dijo que 90% de la renovación del estadio está concluida y que estará listo para su inauguración el 21 de abril, fecha del aniversario de la fundación de la capital brasileña.

Antes de la apertura de la Copa de las Confederaciones, el 15 de junio, el estadio Mané Garrincha recibirá el 18 de mayo la final del Campeonato Brasiliense de Fútbol, y las autoridades negocian para celebrar en el recinto el partido Santos-Flamengo el 25 de mayo por el Campeonato Brasileño.

Pese al optimismo en torno a los preparativos del estadio, con capacidad para 71.000 personas, una auditoría del Tribunal de Cuentas del Distrito Federal (TCDF), órgano regulador de las cuentas públicas, detectó posibles irregularidades en el gasto de 36 millones de dólares en la instalación del techo del recinto, lo que podría conducir a una suspensión temporal de las obras.

Ante ello, el secretario especial del Mundial en el Distrito Federal, Claudio Monteiro, reconoció que una suspensión de los trabajos podría complicar los planes para la preparación del estadio, pero aseguró que demostrarán al TCDF que no ha habido irregularidades.

"Tengo la convicción de que todas las etapas fueron hechas con transparencia", dijo Monteiro. "Es una luz amarilla, pero el martes entregaremos una respuesta (al TCDF). La transparencia es la palabra de orden aquí".

Ap