25 de junio de 2013 / 02:20 a.m.

Haber perdido la final del Clausura 2013 de la Liga MX con América y el descenso del River Plate, hace exactamente dos años, son las dos cosas más amargas que le ha tocado vivir al delantero de Cruz Azul, el argentino Mariano Pavone.

"Esto (la final con América) y lo de River, son las cosas más amargas que te pueden tocar, por ahí lo otro un poco más porque lo de acá, más que es un palo, peleabas por un título, lo otro era un descenso y pega más peleando por algo importante, por un título".

"Como te digo, a todos nos dejó mal por cómo se dio, si América ganaba 3-0, había que aplaudirlo porque fue superior, pero un partido que empiezas de cara, el rival se quedó con un hombre menos y esos goles que no entraron y pierdes el campeonato", añadió.

Pavone, quien reportó este día a los entrenamientos con el equipo en el Seminario Menor de Acoxpa, tras ser sometido a una cirugía hemorroidal en su país, dijo que después de haber sufrido esa derrota, ahora el grupo llega con ganas de revancha.

"El grupo tiene ganas de tomar revancha después de cómo se dio la final, si te hubieran ganado 3-0, te quedas con al amargura de que el rival fue superior".

Ahora, Mariano Pavone, junto con el resto de sus compañeros, ya buscan darle la vuelta a la página y concentrarse en lo que viene y recuperarse de lo ocurrido, hacerse fuerte para tomar revancha en el Apertura 2013.

En cuanto a la condición en la que llega luego de la operación a la que fue sometido, el jugador argentino dijo que llega bien aunque ha trabajado separado del grupo, pero ya comienza a ir de menos a más en su recuperación.

"Bien, la verdad que bien, no arranque con el grupo, pero sí a trotar y esas cosas, me siento bien, voy de menor a mayor para llegar a punto en el torneo, era un problema que tenía que verlo en vacaciones si no se podía agravar y perdería un mes, ya iniciado el torneo".

Notimex