— EVA GÁNDARA
2 de septiembre de 2013 / 02:00 p.m.

La agrupación nicolaíta abrió el baúl de los recuerdos y dio un nuevo brío a sus éxitos con toques de bachata y flamenco, que los regiomontanos pudieron disfrutar durante su presentación del sábado en el Auditorio Banamex.

Los acordes del tema “Lo siento” anunciaron el comienzo del espectáculo, el cual dio inicio cuando las manecillas del reloj habían marcado las 22:25 horas.

Encabezados por el cantante Louie Padilla, los músicos comenzaron a plasmar su rúbrica en el recinto que aunque lució con algunas butacas vacías, registró una entrada de 6 mil 500 personas (cifra oficial).

Louie, Aarón, Iván, Andrés, Ricardo, Franckie y Marc, aparecieron en el escenario en medio de un caluroso recibimiento y bajo una rica producción visual.

Para ser su primera presentación en el recinto. La agrupación echó la casa por la ventana y entre las sorpresas que ofrecieron, estuvieron dos cambios de vestuario y un segmento acústico con una sala tipo vintage, adornando el escenario.

Su líder logró tocar las fibras más profundas de los asistentes, cuando se colocó sobre el piano para darle vida al tema “En lo más alto del cielo”.

""Esto es algo que eventualmente no hacemos, pero como estamos entre amigos nos sentimos con la confianza. Esta canción nunca antes la había podido cantar, es un tema muy fuerte para mí, que me duele"", comentó el cantautor, quien hace tres meses sufrió el deceso de su mamá.

Además de los temas conocidos de la agrupación se entonaron otros de la autoría de Louie y Aarón Martínez, pero que habían sido interpretados en voz de otros artistas como “Son cosas del amor” del Pega Pega o “Coqueta” de Intocable.

“Si ella supiera”, “Ojalá” y “Contigo tengo todo” se convirtieron en las canciones más esperadas de la velada.

""Nos la pasamos bien, estamos muy contentos, aunque al principio estuvimos muy nerviosos, porque queríamos que todo saliera bien"", platicó Padilla, al término de su actuación.