4 de julio de 2013 / 02:07 a.m.

Monterrey.- • La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción y 30 municipios rurales del estado suscribieron un convenio para retener un porcentaje de los contratos de obra pública a las empresas y destinar estos recursos a capacitación y obras sociales.

Arturo Moyeda, presidente de los constructores en la entidad, detalló que las alcaldías retendrán el 1 al millar (mil pesos de cada millón asignado), dinero que se canalizará a la Cámara y esta, a su vez, lo regresará a los DIF de cada municipio en apoyos.

Indicó que la otra aportación, que será del 2 al millar (dos mil pesos por cada millón asignado), servirá para mejorar la preparación de trabajadores de la obra y funcionarios de las administraciones municipales.

"(Es) con el propósito de coadyuvar con los Ayuntamientos, este consiste en la firma de un documento en donde se le retiene al constructor un porcentaje de la obra que tiene contratada con los municipios".

"No quiere decir que se vaya a aumentar el precio de las obras, sino que lo están donando los contratistas ese 2 al millar y el 1 al millar de cada uno de sus precios, no va con cargo a ningún concepto, forma parte de los gastos que tiene considerados el constructor", destacó el empresario.

La CMIC ha suscrito en el pasado acuerdos similares con los municipios metropolitanos y con dependencias del Gobierno estatal como la Secretaría de Obras Públicas, Agua y Drenaje de Monterrey y el Comité de Construcción de Escuelas.

En el evento, celebrado en un centro de convenciones, los alcaldes o sus representantes firmaron uno por uno el documento, con lo que la colaboración entre la cámara de constructores y los municipios quedó formalizada.

"Son municipios de la periferia que no están incluidos en la zona metropolitana, del norte del estado, la zona citrícola y la zona sur, específicamente está dividido en esas regiones, en estos momentos hay representantes de los Ayuntamientos", mencionó Arturo Moyeda.

Pese a su reciente incursión a la metrópoli, Cadereyta Jiménez firmó ayer el convenio como parte de la zona rural del estado.

LUIS GARCÍA