8 de diciembre de 2013 / 10:17 p.m.

El Fluminense se convirtió el domingo en el primer campeón defensor de la liga brasileña de fútbol que desciende a la segunda división, y el Vasco da Gama, su tradicional rival de Río de Janeiro, también cayó de categoría.

El Fluminense, que también ganó la liga en el 2010, anotó cerca del final para derrotar 2-1 a Bahía en Salvador, pero el resultado no fue suficiente para mantener al equipo en la máxima división.

Vasco da Gama, cuatro veces campeón brasileño al igual que Fluminense, perdió 5-1 con el Atlético Paranaense en un partido empañado por la violencia de los aficionados.

Cuatro aficionados tuvieron que ser hospitalizados en la sureña ciudad de Joinville, entre ellos uno con una grave herida en la cabeza, aunque los médicos dijeron que sus vidas no estaban en peligro. El partido fue suspendido por más de una hora debido a las peleas y un helicóptero de policía aterrizó en la cancha para transportar a uno de los heridos.

Fluminense terminó con los mismos 46 puntos del Criciuma, que se salvó del descenso, pero con una victoria menos. Vasco terminó con 44 puntos.

El descenso de Náutico y Ponte Preta ya estaba asegurado antes de la jornada.

La liga brasileña ha sido extremadamente competitiva en la última década, y ocho de los clubes más tradicionales del país han descendido en los últimos 10 años, entre ellos Palmeiras el año pasado. Vasco jugó en la segunda división en el 2009, y un año antes fue el popular Corinthians el que no participó en la máxima categoría.

Fluminense tenía que derrotar a Bahía y aun así dependía de otros resultados, pero su descenso se confirmó cuando Coritiba derrotó 1-0 a Sao Paulo en la ciudad de Itu, lo que sepultó las esperanzas del equipo de Río. Coritiba era uno de los sesis equipos amenazados por el descenso el domingo.

Bahía abrió el marcador en la Arena Fonte Nova con un tanto de William a los 42 minutos, y el Fluminense remontó con goles de Wagner a los 56 y Samuel a los 83.

"Estamos muy tristes ahora mismo", dijo el arquero de Fluminense Diego Cavalieri. "Sabemos que no será fácil jugar en la segunda división el próximo año pero tendremos que trabajar duro para asegurarnos de regresar".

Fluminense estuvo a punto de descender en 2009, pero ganó seis de sus últimos siete partidos para permanecer en la primera división. Fue relegado a la segunda división por primera vez a finales de la década de 1990, y de hecho cayó a la tercera división en 1999, pero el club fue directo a la primera división el año siguiente favorecido por un cambio de formato en el torneo.

Hasta hace apenas cinco fechas Fluminense era dirigido por Vanderlei Luxemburgo, ex técnico de la selección brasileña y el Real Madrid, quien fue despedido tras una serie de reveses que incluyeron nueve partidos consecutivos sin conocer la victoria.

La máxima estrella del equipo este año era el delantero brasileño Fred, marginado desde septiembre debido a una lesión muscular.

El mediocampista Deco, que pasó por el Barcelona, el Chelsea y la selección portuguesa, jugaba en el club antes de retirarse a principios de este año.

Vasco da Gama, campeón de la Copa Libertadores en 1998, necesitaba una victoria en su visita al Atlético Paranaense después de que Criciuma perdió 3-0 ante Botafogo en Rio de Janeiro, pero ya perdía 1-0 cuando el partido fue suspendido a los 17 minutos por la violencia en las gradas. Empató a los 40, pero concedió otro tanto menos de cinco minutos después y nunca se recuperó.

AP